Bronceado saludable: los alimentos sí pueden ayudar

Escrito por mjorda

28 enero, 2010

En verano tener la piel tostada es casi una obligación, pero lograr mantenerla sin dañarse es parte de los objetivos que no siempre se logran. Para revertir esta situación, Fanny Flores, nutricionista y docente de la U. Andrés Bello, apuesta por los alimentos.

 FannyFloresUNAB200

Ante el peligro de los intensos rayos UV las recomendaciones de los especialistas son claras: proteger la piel evitando exponerse al sol entre las 11 y 16 horas y por tiempos prolongados. Pero, además, dice Fanny Flores, docente de la Escuela de Nutrición y Dietética de la U. Andrés Bello, un bronceado sano y que permanezca en el tiempo se puede lograr incluyendo en la dieta alimentos ricos en betacaroteno, zinc, Vitamina A, C y E, y que contengan ácido linoleico.

“Los alimentos que contienen betacaroteno, por ejemplo,  son capaces de cambiar el color de la piel cuando la dosis de esta vitamina se consume en mayor cantidad. Por lo tanto,  incluir en forma diaria jugos, puré o ensaladas de zanahoria, zapallo, melón, entre otros, tiene muy buenos resultados”, explica la nutricionista. Pero también, advierte la experta, existen preparados farmacológicos que contienen betacaroteno, los que podrían ser consumidos en esta estación del año para lograr una piel más bronceada.

Piel saludable

Una alimentación equilibrada es la clave para que una persona se mantenga saludable. En este contexto la piel tiene funciones vitales que muchas veces son desconocidas. Mantener la temperatura corporal es la primera barrera que protege de agentes extraños, como hongos, bacterias y virus, y cuida de los peligrosos efectos de los rayos UV.

En ese sentido Flores apunta que en el verano es indispensable asegurar un consumo diario de agua mínimo para evitar la deshidratación, ya que este fenómeno ocurre con mayor frecuencia en esta época del año, pues el organismo pierde una mayor cantidad de líquidos regulando la temperatura del cuerpo.

Alimentos para el bronceado

La profesional recomienda consumir este verano la siguiente lista de alimentos:

Ricos en betacaroteno: zanahoria, espinaca, zapallo, durazno, cereza, melón y damasco.

Ricos en Vitamina A: lácteos, yema de huevo, pescados grasos e hígado.

Ricos en Vitamina C: kiwi, limón, naranja, pomelo, mango, piña, melón, frutillas, tomates y pimientos.

Ricos con Vitamina E: cereales integrales, germen de trigo, aceite de oliva, vegetales de hoja verde y frutos secos.

Ricos en ácido linoleico: presente en aceites vegetales como el de soya, maravilla y maíz.

Ricos en zinc: carnes, vísceras, pescados, huevos, cereales integrales y leguminosas.

Sonia Tamayo

stamayo@unab.cl