Escuela de Tecnología Médica realiza emotiva Ceremonia de Investidura

Escrito por Sonia Tamayo

17 abril, 2013

El pasado 13 de abril, 130 alumnos de la Escuela de Tecnología Médica de la U. Andrés Bello, en su tercer año curricular, dieron inicio a su aprendizaje asistencial con la Ceremonia de Investidura de Uniformes.

La formación profesional del Tecnólogo Médico de la Universidad Andrés Bello, contempla materias científico-tecnológicas para entregar competencias acordes a las crecientes demandas en las áreas de Bioanálisis clínico, Inmunohematología y Banco de sangre; Imagenología y Física Medica; Morfofisiopatología y Citodiagnóstico; Otorrinolaringologia y Oftalmología en los distintos hospitales públicos y privados del país, como también en la investigación y docencia.

Así, en tercer año, 130 estudiantes dan inicio a su aprendizaje asistencial con la Ceremonia de Investidura de Uniformes, la cual se efectuó el pasado 13 de abril en el Campus Casona de Las Condes, ocasión en que se realizó además un sencillo homenaje a Francisco Casanova, ex alumno de la Escuela que falleció la semana pasada.

A continuación, Ruth Novoa Fischer, directora de la Escuela de Tecnología Médica de la U. Andrés Bello, entregó unas palabras de bienvenida donde destacó la importancia de la Ceremonia de Investidura que da inicio a las  Prácticas Asistenciales  de los estudiantes y los instó a seguirn en su formación profesional  con responsabilidad, entusiasmo y compromiso.

La jornada contó además con la presencia del Dr. Horacio Croxatto, director del Centro for Integrative Medicine and Innovative Science (CIMIS) de la Universidad Andrés Bello, especialista en reproducción humana y métodos anticonceptivos. Uno de los mayores expertos mundiales en el uso de progestinas en anticoncepción y cuyas investigaciones se centran en los aspectos básicos y aplicados de la fisiología de la reproducción y la regulación de la fertilidad con más de 200 manuscritos en revistas con comité editorial, expuso la conferencia “La vida es para vivirla”.

Finalmente, el  alumno Raúl Aguilera Riquelme, de tercer año Especialidad Oftalmología, destacó: “Quizás  muchos  pensaron  cuanto  tiempo  y  vivencias  pasarán  antes  de  comenzar  con  la  especialidad  elegida, hoy  es  una  realidad. Han  elegido  esta carrera  y como profesión  de  la  salud  de apoyo  clínico,  deberán  resolver   día  a  día   los  requerimientos  médicos  para  lograr  un  buen  diagnóstico,  basado  en  su  trabajo, el  que  será  confiable, de gran calidad y certeza”.

Sonia Tamayo

stamayo@unab.cl