Futuros enfermeros reciben una planta que simboliza el espíritu de su formación académica

Escrito por mjorda

16 marzo, 2012

Ceremonia contó con la presencia de la decana de la Facultad, Luz Angélica Muñoz, y los 149 nuevos estudiantes.

Motivados, expectantes y con la esperanza de alcanzar en un futuro cercano sus sueños, se mostraron los alumnos y alumnas de la carrera de Enfermería, sede Viña del Mar, durante la ceremonia de bienvenida e inicio oficial del año académico.

Para definir el quehacer profesional, la decana de la facultad de Enfermería de la U. Andrés Bello, Luz Angélica Muñoz, explicó a los recién ingresados que “desde hoy en estas aulas ¡tendrán la oportunidad de aprender las bases científicas de la enfermería, pero también esperamos que incorporen como pilar fundamental el cuidado integral de la familia, bajo una óptica del cuidado comprensivo, ético y humanizado”.

En esta línea, la decana, precisó que para el logro de los objetivos, la UNAB cuenta con un cuerpo docente de excelencia y con instalaciones de primer nivel. “Yo los invito a estudiar con entusiasmo y pasarlo bien para conseguir alcanzar el éxito profesional”, precisó.

Asimismo, la directora de la Escuela de Enfermería Luz Galdames, planteó al alumnado que el objetivo central de la Universidad es que los jóvens deben estudiar  y cumplir el sueño para transformarse en personas íntegras”.

Orgullo profesional

A fin de guiar los próximos pasos de los 149 nuevos alumnos, la directora de la carrera de Enfermería sede Viña del Mar, Ana María Cid, explicó los diferentes alcances de la malla curricular y las vinculaciones que ofrece la UNAB con el medio.
“Nosotros contamos con un currículo diferenciador que se basa en cuatro ejes: la salud familiar, la gestión del cuidado, la ética y la investigación; y esto nos ha permitido formar personas éticas con sólidos conocimientos científicos humanistas, que asumen la gestión del cuidado comprensivo y humanizado”.

Al concluir la ceremonia, Luz Galdames y Ana María Cid, en compañía de las y los internos de quinto año, entregaron a los alumnos nuevos una planta que simboliza el cuidado, la entrega y el amor que deben ser los ejes fundamentales de su quehacer profesional.

Valeria Aspillaga
valeria.aspillaga@unab.cl