Experto de la Facultad de Enfermería da 6 consejos para enfrentar el cambio de hora en Chile

Escrito por Sonia Tamayo

12 mayo, 2017

Felipe Díaz, Magíster en Salud Pública y académico de la U. Andrés Bello, entrega algunos tips para evitar problemas de salud por el ajuste horario del sábado.

FelipeDiazUNABEl próximo sábado 13 se realizará el cambio de hora, atrasándose los relojes 60 minutos y generando por primera vez que la Región de Magallanes mantenga el mismo huso horario durante todo el año.

Sin duda que muchos se preocupan de cómo este hecho puede afectar la salud. Según explica Felipe Díaz, Magister en Salud Pública y académico de la Facultad de Enfermería de la U. Andrés Bello, “se debe recordar que la mayoría de los problemas con el cambio de hora, ocurren en primavera. Cuando se adelanta el reloj en una hora. Por ahora, la mayoría de la gente, no va a sufrir trastornos del sueño”, dice.

Sin embargo, pueden existir personas que tengan algunas consecuencias del cambio de hora como “alteraciones del sueño, ya que generalmente se siente que se descansa menos tiempo o peor, por lo tanto, el sentimiento de irritabilidad aumenta junto con mal humor; puede existir cambios en el estado de ánimo, un peor rendimiento intelectual y físico, es decir, una sensación de fatiga general, que se traduce en peor rendimiento intelectual”, explica.

El experto detalló algunas recomendaciones para no sufrir las consecuencias del cambio de hora:
1.- Se debe evitar dormir o quedarse acostado hasta tarde los días posteriores al cambio de hora.

2.- Si es posible adelantar el horario de dormir entre 15 o 20 minutos por día. La idea es acostumbrarse al nuevo horario de manera paulatina.

3.- Evitar consumir estimulantes (café, bebidas cola, bebidas energéticas, cigarrillos, entre otros).

4.- Se debe procurar comer liviano antes de dormir.

5.- Dentro de lo posible, no dormir siesta. En algunos casos puede causar mayor dificultad para dormir por las noches.

6.- Realizar actividades que favorezcan el buen dormir: escuchar música suave, leer, terapias de relajación si es que se tiene la oportunidad. Estas actividades favorecen el buen descanso y hace que sea menos notorio el cambio de hora.