Alumni

Manuel Neira, egresado de la Facultad de Enfermería de la U. Andrés Bello en el 2010, lleva seis años en la Coordinadora Nacional de Procuramiento y Trasplante de Órganos y Tejidos del Ministerio de Salud, cumpliendo funciones como coordinador central. Esta es su historia.

Escrito por

 

En comparación con años anteriores, durante el 2017 el número de donantes en Chile se ha elevado de manera importante. Este es un dato relevante si se considera que las cifras siempre han estado muy por debajo de lo que se necesita en esta materia y más si se entiende que actualmente hay cerca de dos mil personas en lista de espera por un órgano.

En este contexto, la labor que desempeña Manuel Neira, de 31 años, es trascendental. Efectivamente, este ex alumno de la Facultad de Enfermería de la U. Andrés Bello lleva seis años en la Coordinadora Nacional de Procuramiento y Trasplante de Órganos y Tejidos del Ministerio de Salud, cumpliendo funciones como coordinador central.

Manuel cuenta a Noticias UNAB su historia:

-¿Qué recuerdos tienes de tus años como estudiantes de la UNAB?
Para mi fueron años maravillosos, aunque fue muy sacrificado, ya que tenía que trabajar para sostener los estudios. En varias oportunidades estuve a punto de desertar, pero estuve rodeado de gente maravillosa que me alentó e incitó a continuar. Bajo la experiencia como alumno, tengo excelente recuerdos, ya que mis profesores fueron muy humanos, grandes referentes y empáticos.

-¿Qué podrías contarnos de tu desempeño laboral?
Actualmente llevo seis años en la Coordinadora Nacional de Procuramiento y Trasplante de Órganos y Tejidos del Ministerio de Salud, cumpliendo funciones como coordinador central. Trato de siempre realizar coordinaciones en pro de la familia del fallecido y siempre con el objetivo de gestionar trasplantes donde los receptores reciban órganos de calidad y de manera equitativa. Soy parte del equipo formador de la unidad, por lo que para mí es un orgullo pertenecer a esta institución.

-¿Cuál es la instancia de tu trabajo que más te enorgullece? ¿Algún logro, hito?
Este año ha sido excepcional, ya que hemos superado los 400 trasplantes y más de 160 donantes, cuyas cifras son históricas y ha implicado un gran sacrificio para todos nosotros. Además, me enorgullece ser parte del equipo formador de la unidad en el MINSAL.

-¿Qué significa ser Coordinador Central de Procuramiento y Trasplante del MINSAL?
Tenemos como funciones validar todo donante de órganos, bajo criterios de muerte encefálica, que se generan a nivel nacional. Junto con ello, gestionar, coordinar y garantizar todo el proceso de asignación y distribución de órganos a los distintos pacientes que componen la lista de espera nacional. Además, participar en la generación de políticas públicas relacionadas con la donación y procuramiento de órganos.

-¿Qué te motivó a ingresar a esta área de trasplantes?
Cuando era estudiante tuve la oportunidad de conocer el proceso de procuramiento en uno de mis lugares de trabajo. En el lugar conocí una enfermera que realizaba el mantenimiento del potencial donante. Desde ese entonces, el año 2007, me intereso el tema.

-¿Cuáles crees que fueron las herramientas que te proporcionó la Facultad para desarrollarte profesionalmente?
Destaco las herramientas de gestión que inculcan desde los primeros años de formación, al igual que la disciplina y rigurosidad profesional que nos enseñaron.

-¿Qué hobby tienes?
Para mi, el tiempo libre lo disfruto con mis dos hijos, quienes son mis pilares en mi existencia.

-¿Cuáles son tus expectativas a futuro?
Pretendo especializarme en alta dirección pública, ojalá en la UNAB.

 

Noticias relacionadas

Share This