Ciencias de la Rehabilitación

El Laboratorio de Tecnologías Asistivas tiene una capacidad para 15 personas y está equipado con todo lo necesario para la formación de los futuros profesionales en el uso de tecnologías como herramientas para la inclusión en la sociedad de las personas en situación de discapacidad.

Escrito por

Vivimos en una sociedad centrada cada vez más en la información y la comunicación. La tecnología está cambiando diversos aspectos de la sociedad como la educación, el trabajo y la vida cotidiana.

En este contexto, personas en situación de discapacidad se están relacionando día a días más con esta revolución tecnológica, aprovechando sus beneficios para potenciar sus capacidades, acortar la brecha de acceso y facilitar su participación en la sociedad en igualdad de condiciones.

Es por ello que la inauguración del Laboratorio de Tecnologías Asistivas de la Escuela de Terapia Ocupacional de la U. Andrés Bello, realizada el pasado 11 de mayo, toma una gran importancia.

“Este es un hito muy importante, sobre todo, para nosotros como Facultad. Especialmente en esta etapa de innovación curricular donde las tres carreras (Terapia Ocupacional, Kinesiología y Fonoaudiología) trabajamos durante los dos últimos años en tener un eje común, por ello, hemos estado implementando los diferentes laboratorios progresivamente de las tres carreras”, reflexionó el Dr. Christian Campos, Decano de la Facultad de Ciencias de la Rehabilitación de la U. Andrés Bello.

Según la autoridad, “se presentó un gran proyecto que tiene que ver con las terapias asistivas, la cual es una herramienta para nuestros usuarios o pacientes en situación de discapacidad para generarles facilidades en los procesos de rehabilitación. Como Facultad estamos enfocados en dar la mejor calidad de servicio a nuestros usuarios. Progresivamente estamos empeñados en mejorar la calidad de nuestros docentes y estudiantes”, destacó.

Por su parte, Olga Véliz, Directora de la Escuela de Terapia Ocupacional de la UNAB, subrayó que “este es un momento importante y muy esperado para la Escuela. Si miramos la vida cotidiana, la tecnología está presente, entonces si pensamos en procesos inclusivos de personas en situación de discapacidad, es imposible que dejemos de lado la incorporación de la tecnología. El desafío que tenemos es la participación social de las personas y para Terapia Ocupacional, en particular, es que tengan el derecho de ejercer ocupaciones significativas”.

La académica agregó que “este laboratorio nos permitirá en nuestra malla innovada incorporar estos conocimientos, estos resultados de aprendizaje a nuestros estudiantes para que conozcan y puedan identificar el uso de la tecnología cuando estén ejerciendo como profesionales. Queremos que nuestros estudiantes sean agentes de cambio cuando se incorporen en el mundo laboral”.

La jornada continuó con la participación de Carolina Silva, egresada de la Escuela de Terapia Ocupacional UNAB, profesional del Centro del Trastorno del Movimiento y profesora adjunta de la UNAB; y del terapeuta ocupacional Rodrigo Cubillos, coordinación nacional de tecnología asistivas Teletón, quienes compartieron sus experiencias en el desarrollo y trabajo con tecnologías asistivas.

El laboratorio de Tecnologías Asistivas de la Escuela de Terapia Ocupacional de la UNAB tiene una capacidad para 15 personas y cuenta con softwares, tablets y todo lo necesario para el desarrollo de la actividad.

Fotos: Mauricio Miranda

Noticias relacionadas

Share This