Especialista enseña a a elegir el gimnasio correcto para evitar lesiones

Escrito por mjorda

22 septiembre, 2010

Los días de exceso en las celebraciones del Bicentenario sumado al descuido físico durante el invierno, han dejado kilos extras en muchas personas, que ven como solución a ese problema realizar actividad física. Sin embargo, se deben tomar algunas precauciones, advierte Felipe Morales, kinesiólogo y académico de la U. Andrés Bello, para evitar complicaciones.

Cuando quedan sólo algunos meses para el verano, los gimnasios se desbordan con entusiastas personas que esperan bajar los kilos extras adquiridos en el invierno y las celebraciones de Fiestas Patrias.

La primera recomendación frente a esta necesidad de encontrar una solución rápida, es elegir un gimnasio donde se realice evaluación médica y kinésica previa a realizar cualquier tipo de actividad física.

Además, advierte Felipe Morales, académico de la Escuela de Kinesiología de la U. Andrés Bello, es importante que el gimnasio esté capacitado en reanimación cardiopulmonar y que el recinto se encuentre equipado con un “Desfribrilador Externo Automático, (DEA). “Todas esas medidas permiten que ante cualquier evento en que se vea comprometido el sistema cardiopulmonar se encuentren los implementos básicos necesarios para asistir al paciente”, indica el experto.

Sin embargo, si el gimnasio no cuenta con los servicios de evaluación médica y kinésica, se debe considerar entonces visitar a un médico y a un kinesiólogo que entregue una mirada especializada respecto de la condición física actual de la persona y bajo esa base comenzar a realizar actividad física, agrega el profesional.

El kinesiólogo de la U. Andrés Bello, subraya la importancia de tener en cuenta que las cargas física que se vayan aplicando al sistema deben ser progresivas para permitir que el cuerpo se adapte y el esfuerzo no resulte en una lesión.

Tipo de lesiones

Es recomendable que todo tipo de rutina esté acompañada de una serie de elongación de los principales grupos musculares, poniendo especial énfasis en aquellos que se encuentran sobrecargados por la actividad física realizada.

 “Hay que considerar las señales que va entregando el cuerpo y no hacer oídos sordos a los distintos tipos de molestias y dolores que pueden ir surgiendo durante el desarrollo de la actividad física”, comenta Morales.

Las lesiones que ocurren en la rutina de gimnasio se deben principalmente a una sobrecarga del sistema, esto sucede especialmente cuando el cuerpo lleva mucho tiempo sin realizar actividad física, y sufre lo que se denomina “síndrome de desuso y desacondicionamiento”. Por ello, al verse sobrecargado responde produciendo algún tipo de lesión, como las contracturas musculares y paratendinitis.

En definitiva, todas las personas deberían realizar algún tipo de actividad física, pero esto no significa necesariamente tener que ir a un gimnasio, un ejemplo de esto dice el experto, es la gran cantidad de gente que realiza deporte al aire libre o practica algún tipo de deporte colectivo, como el fútbol.

Envía tus comentarios a abmedios@unab.cl y síguenos en el twitter @noticiasunab.

Sonia Tamayo

stamayo@unab.cl