Ciencias de la Rehabilitación

Este 14 de mayo se cumplió un año desde que la puesta en marcha del Programa de Screening Neonatal en el Hospital El Pino, donde se ha atendido a más de 1.500 recién nacidos de diversas nacionalidades.

Escrito por

Hace un año que la Escuela de Fonoaudiología de la U. Andrés Bello abrió el Programa de Screening Neonatal en el Hospital El Pino, convirtiéndose el recinto hospitalario en el único de la comuna de San Bernardo en abrir dicho programa bajo el concepto de convenio clínico asistencial, abarcando una gran población de recién nacidos de diferentes nacionalidades.

“La idea de abrir el Programa lo presenté en el año 2016 al jefe de la Neonatología del Hospital, el Doctor Christian Espiridion. Él enganchó inmediatamente, ya que el hospital contaba con los equipos audiológicos guardados durante 5 años y nadie se atrevía ni sabía realizar dichos exámenes”, relata Macarena Drago, coordinadora del Magíster de Audiología de la Escuela de Fonoaudiología UNAB, quien puso en marcha el proyecto junto a la ex Directora de la Escuela, Zulema Vivanco.

Hasta la fecha, se han atendido alrededor de 1.500 recién nacidos, de padres con nacionalidades chilena, haitianas, peruana, boliviana, colombiana, siria y sudafricana, entre otras.

Actualmente,  la fonoaudióloga Macarena Drago, profesora de campo clínico, trabaja en el programa junto a alumnos de quinto año de la carrera de Fonoaudiología UNAB que cursan su campo clínico y quienes rotan cada dos meses.

Según relata Beatriz Bruna, alumna de quinto año, “esta era mi primera práctica, por la cual estaba llena de expectativas, nervios y dudas, que sin duda el ambiente y la profe pudieron cumplir, fueron dos meses llenos de aprendizaje, cariño y risas. El ambiente y el cariño que nos entregaba la profesora día a día, hacían que cada vez que me tocaba ir al hospital lo disfrutará y aprovechará al máximo. Para mí fue una gran experiencia, que volvería elegir sin pensarlo” comentó.

Por su parte, Constanza Romero, también de quinto año de la carrera, relató que “el 8 de marzo del 2018, comencé mi rotativa en el Hospital del Pino en el área de audición en el servicio de Puericultura y Neonatología, con nervios y muchas ansias de aprender. Aprendí lecciones importantes como el trabajo en equipo y la importancia de un funcionario público. La fonoaudióloga Macarena Drago me fue dando las herramientas necesarias para hacer una labor de excelencia, pero lo más importe fue su sello de humanidad y empatía con las mamás, me enseño que tenía que ser clara y siempre estar dispuesta a resolver todas sus dudas, el ser cercana”.

Para su compañera Valentina Briones, “fue una excelente experiencia donde además de poner en práctica mis conocimientos también me sirvió para darme cuenta el gran servicio que se presta al realizar el screening auditivo a todos los bebés nacidos en el hospital. Es un campo clínico que permite poner en práctica varias habilidades como el trato con el paciente y el trabajo con otros profesionales de la salud”.

Noticias relacionadas

Share This