Académico de la U. Andrés Bello expondrá en el Primer Congreso Internacional de Educación por Simulación en México

Escrito por mjorda

3 octubre, 2013

El Dr. Luis Oliva, coordinador del Centro de Simulación Clínica de la U. Andrés Bello, fue invitado por el Instituto de Ciencias de la Salud de la U. Autónoma del Estado de Hidalgo, de México, a exponer sobre esta materia.

Hace un par de años participar de una clase de medicina que incluyera salas de simulación de emergencia con maniquíes que respiran, con pulsaciones o se quejan de dolor y, aún más, con tecnología de punta para monitorear lo que el estudiante realiza, era impensado. También era poco probable atender a maniquíes para practicar y tratar hemorragia de post parto o una crisis respiratoria in situ.

Pero hoy es una tendencia en la educación de los futuros profesionales de la salud en el mundo y en Chile es un proceso reciente y con esfuerzos puntuales en diferentes escuelas de salud. La Facultad de Medicina de la U. Andrés Bello apostó por esta nueva forma de preparar a los futuros médicos e inauguró durante el 2010 uno de los más grandes y modernos Centros de Simulación Clínica del país.

El trabajo en esta materia ha sido arduo y de excelencia, es por ello que el Dr. Luis Oliva, coordinador del Centro de Simulación Clínico de la U. Andrés Bello, fue invitado por el Instituto de Ciencias de la Salud de la U. Autónoma del Estado de Hidalgo, de México, a dictar una serie de conferencias sobre esta materia en el “Primer Congreso Internacional de Educación por Simulación”, que se efectuará el 25 y 26 de octubre.

El Dr. Oliva explicó que sus presentaciones abordarán la simulación en el entrenamiento recurrente, continuo y multidisciplinario; la perspectiva de los procesos evaluativos por medio de la simulación en Latinoamérica y participará en una mesa redonda sobre  el proceso de evaluación como modelo educativo.

“Cada vez es más importante estar actualizados en el tema de la simulación clínica, ya que esta área está cobrando mucha importancia en la formación de los futuros médicos, puesto que los estudiantes pueden desarrollar habilidades específicas sin poner en riesgo a los pacientes y pueden repetir las destrezas hasta dominarlas, llegando a un nivel de error cercano a cero”, comentó el Dr. Oliva.

Sonia Tamayo Herrera

stamayo@unab.cl