Educación y Ciencias Sociales
Escrito por

La Dra. Ana Carrasco Conde, académica de la Universidad Complutense de Madrid, expuso el surgimiento de una nueva sensibilidad estética en la concepción de la conciencia y del yo en autores como Tieck y E.T.A. Hoffman.

“Deshacer la conciencia en el juego de la reflexión. El yo y la locura en el romanticismo alemán”, se tituló la conferencia que realizó la Dra. Ana Carrasco Conde, académica de la Universidad Complutense de Madrid y reconocida investigadora del romanticismo y el idealismo alemán, para profesores y alumnos del Departamento de Humanidades de la Universidad Andrés Bello (UNAB).

La Dra. Carrasco Conde es una de las filósofas jóvenes de mayor presencia y difusión en España, sobre todo por su capacidad de trascender lo límites de la disciplina y transitar hacia los diversos registros de las Humanidades y las Ciencias Sociales. Además, el romanticismo alemán es un tema de valor interdisciplinario que concurre decisivamente en la formación época moderna. Así lo explicó Gustavo Cataldo, académico del Departamento de Humanidades de la UNAB.

Sobre la conferencia, Cataldo dijo que en ella Ana Carrasco Conde recupera el legado romántico, particularmente en estética. “El romanticismo alemán –particularmente el así llamado “romanticismo temprano” que tuvo su sede en la ciudad de Jena– constituye una verdadera revolución estética, e incluso política, en el campo de la “sensibilidad” occidental, especialmente frente al racionalismo ilustrado y el neoclasicismo”, comentó.

“Lo que allí descubre es una concepción del sujeto en que el retorno del yo sobre sí mismo –peculiar de la conciencia– no consiste ya en un proceso de identificación, sino en un proceso en el que el yo encuentra una serie de figuras e imágenes que lo desajustan y lo desfondan. Como dice E.T.A. Hoffmann en los Elixires del diablo: ‘Y has de saber que yo mismo soy la locura que te acompaña para sostener tu razón’”, detalló el profesor Cataldo.

La profesora Ana Carrasco Conde se ha dedicado particularmente a la investigación sobre Hegel, Fichte y Schelling, así como a autores menos conocidos como Schubert, Ritter y Baader.  También se ha encargado de recuperar el legado de romántico de Ludwig Tieck, Wackenroder y E.T. A. Hoffmann. Además, ha escrito numerosos artículos en revistas especializadas. Entre sus libros cabe destacar “Infierno horizontal. O sobre la destrucción del yo” (Plaza Valdés, 2012), “La limpidez del Mal. El mal en la historia de la filosofía” (Plaza Valdés, 2013) y “Presencias Irreales” (Plaza Valdés, 2015).

Noticias relacionadas

Share This