Alumna de Postgrados UNAB participa en investigación que establecerá mapa de microbios del metro

Escrito por Patricia Zvaighaft

5 julio, 2017

Fernanda Arredondo, quien cursa el Magíster en Biotecnología y Ciencias de la Vida, coordinó el trabajo en terreno del proyecto, que es liderado por investigadores del Centro de Bioinformática y Biología Integrativa.

Fernanda Arrendondo 2_600Un total de 365 muestras de todos los accesos a las estaciones de metro fueron recolectadas la semana pasada para conformar un mapa de microbios del Metro de Santiago, que permitirá entender cómo las personas interactúan y adquieren nuevos microorganismos en el ecosistema urbano.

La iniciativa se enmarca dentro del proyecto MetaSub, que en su versión 2017 recopiló muestras en más de 60 ciudades del mundo. En Chile, es liderado por los doctores Eduardo Castro-Nallar y Juan Ugalde, investigador principal e investigador asociado, respectivamente, del Centro de Bioinformática y Biología Integrativa (CBIB) de la Universidad Andrés Bello (UNAB). El trabajo en terreno, en tanto, es coordinado por Fernanda Arredondo, alumna del Magíster en Biotecnología y Ciencias de la Vida.

Sobre la importancia de un proyecto como éste, Arredondo asegura que “entender la interacción microorganismo-humano y microorganismo-material en el ecosistema urbano nos ayudará a mejorar la calidad de vida de las personas en la ciudad, reducir costos de salud pública y mejorar los espacios públicos”.

Además, agrega, “cerca de 1% de los microorganismos que se encuentran en el ambiente son cultivables por lo que un proyecto como éste también nos permitirá descubrir nuevos microorganismos que quizás sean propios de nuestro ecosistema urbano en Santiago y potenciales nuevos fármacos”.

Trabajo en terreno

Chile participó por segundo año en la iniciativa, y para esta toma de muestras, que se realizó de manera simultánea el 28 de junio en todas las ciudades participantes, se contó con la colaboración de 30 voluntarios, principalmente estudiantes universitarios.

“Se formaron 15 parejas de voluntarios, que fueron asignadas a tramos de cuatro a ochos estaciones seguidas. Mientras uno debía tomar la muestra, el otro anotaba los datos en la ficha y en una aplicación de recolección de datos llamada KoboCollect”, cuenta Arredondo.

En la ocasión, además de los accesos del metro, los voluntarios también tomaron muestras en varios puntos de alto flujo de personas que se encuentran en las cercanías de las estaciones, como la Estación Mapocho, el terminal de buses de Pajaritos o el Parque Bustamante.

Pasión por la ciencia

El interés de Arredondo, quien estudió Ingeniería en Biotecnología en la UNAB, por las ciencias comenzó cuando estaba cursando la enseñanza media, y participaba en ferias científicas y competencias de conocimiento biológico. Lo que más le llamaba la atención era el ADN y los genes.

“Estaba en segundo medio y me di cuenta de que existía una carrera que involucraba genética, microorganismos, investigación y lo más importante, las herramientas para llevar a cabo proyectos científicos que tienen impacto en la sociedad y en la vida de las personas”, recuerda.

Ahora, al continuar sus estudios de postgrados busca seguir profundizando sus conocimientos porque “me interesa, en un futuro, mejorar la vida de las personas a través de la biotecnología y siento que hacer un magíster es un paso más para llegar a eso”.

La estudiante también es miembro del Microbial Genomic Group del CBIB-UNAB, grupo de investigación liderado por el Dr. Castro-Nallar, donde se encuentra haciendo estudios de genética poblacional con cepas de Salmonella Enteritidis aisladas de humanos y aves en Chile para su tesis de magíster.