El Mostrador | Carta al Director Gratuidad y arcas fiscales

Escrito por Ana María Larenas

11 agosto, 2016

MG_1536-533x800En carta a El Mostrador, Sebastián Guzmán, Académico investigador de la Facultad de Humanidades y Educación, escribió sobre la gratuidad en la Educación Superior y las arcas fiscales.

 

Gratuidad y arcas fiscales

Por años, algunos siguen oponiéndose a la gratuidad diciendo que es regresiva y que debemos priorizar otros gastos. Dicen, por ejemplo, que la educación superior no puede ser prioridad cuando el Sename está en crisis. Erradamente, asumen que un peso más en educación es necesariamente un peso menos en otro gasto social.

Pero garantizar educación gratuita no significa que menos plata estará disponible para el Sename, hospitales, o la prioridad del momento. Los recursos para educación vienen de una reforma tributaria motivada por la necesidad de más recursos en educación. Si no fuese por la demanda social por educación gratuita, no habría habido reforma tributaria. Por tanto, no existirían los supuestos fondos que algunos quieren asignar al Sename para evitar la gratuidad.

El total de recursos fiscales disponibles para gasto social no es independiente de su destino, porque la presión por más gasto social suele generar más recursos fiscales o reducciones en el gasto no social, por ejemplo, el gasto militar o subsidios a empresas. Es más, los países que logran dar buena educación a los más pobres no lo logran sacando platas de salud o vivienda, sino cobrando altos impuestos para gasto social, generando así buena educación, salud y vivienda. Así, quienes de verdad se preocupan por el Sename, en vez de quitarle recursos a la educación superior, que se animen a una nueva reforma tributaria que redistribuya recursos de los más acaudalados en vez.

Sebastián Guzmán
Profesor investigador Facultad de Humanidades y Educación, UNAB