Educación

La alumna de Educación Física UNAB fue beneficiada por la Beca Santander 2017, con la cual realizó un intercambio de casi un año en la Universidad Europea de Madrid

Escrito por

Dice que siempre tuvo la idea de viajar mientras estudiara su carrera profesional. Que fue uno de los aspectos en los que se fijó al postular a la universidad y que las distintas opciones internacionales que le ofrecieron en UNAB la llevaron a tomar la decisión de quedarse aquí. Y no se arrepiente.

María José Hurtado viene llegando de casi un año en España, donde realizó un intercambio académico en la Universidad Europea de Madrid y fue una de las alumnas que se adjudicó la Beca Santander 2017, apoyo que la ayudó con el financiamiento del programa.

“La idea de hacer un semestre afuera del país la tuve desde que entré en la universidad, pero siempre estuvo el factor de cómo me iba a financiar la experiencia. Cuando hice la postulación al intercambio y me dijeron que tenía la posibilidad de postular a una beca financiera ofrecida por Santander que filtraba por promedios, mandé los papeles ese mismo día. Las personas me decían que era imposible ganársela, que eran muy pocos cupos, pero yo sabía que era el minuto en que mi esfuerzo académico podía tener un premio” señala la alumna de 4to año de Educación Física.

“Ganarme la beca Santander me ayudó a vivir esta experiencia de una forma totalmente distinta, ya que tenía un apoyo financiero con que el que no contaba desde un principio” agrega.

Para María José, el intercambio fue una oportunidad para crecer como persona, conocer y vivir otras culturas, viajar y aprender con un sistema universitario distinto. “En mi caso lo hice en Madrid, una ciudad muy interesante, con mucha cultura y cosas que ver, viví 8 meses en la ciudad, tuve la oportunidad de viajar, conocer personas de muchos países distintos que van a quedar para siempre en mí. Me sirvió para aprender y ganar nuevas experiencias, que al final influyen en cómo soy hoy como persona”, señala Hurtado.

“Llegué muy feliz a Chile, con ganas de volver a España o vivir de nuevo una experiencia internacional, quizás haciendo una especialización en el extranjero. La buena experiencia que viví, me sirvió para sentirme capaz de hacer lo que quiera en dónde quiera. Y tengo muy presente que en parte fue gracias a la Beca Santander, que premió mi esfuerzo académico”, concluye la estudiante.

 

Noticias relacionadas

Share This