DESTACADO PORTADA

El programa “Tutoría Caturra”, implicará el seguimiento psicopedagógico de los estudiantes, la implementación de un sistema de evaluación y monitoreo donde participaran profesionales y alumnos en práctica, quienes posibilitaran el desarrollo de procesos de innovación pedagógica.

Escrito por

n Chile, cientos de jóvenes deportistas aspiran a ser jugadores profesionales de futbol. Sin embargo, de aquellos que, año a año, se incorporan a las divisiones inferiores, sólo un número muy reducido llega a jugar en primera división y un porcentaje aún menor se convierte en futbolista de nivel internacional. Realidad desde donde surgen dos interrogantes: ¿qué futuro les espera a quienes el éxito en el futbol les será breve y esquivo? y ¿qué pueden ofrecerle las instituciones deportivas y educacionales a estos jóvenes?.

Aportando respuestas y con el convencimiento de que el deporte no es sólo una actividad económica o una posibilidad laboral, sino un ámbito ideal para contribuir a la formación integral de los jóvenes de nuestro país, la Universidad Andrés Bello (UNAB), el Club de Deportes Santiago Wanderers S.A.D.P y la Fundación Futuro de Valparaíso, firmaron el convenio que pondrá en marcha el programa “Tutoría Caturra”. Actividad que busca generar un modelo de educación especial, para deportistas de excelencia que les permita compatibilizar el deporte y sus estudios, así como culminar su Enseñanza Media.

Sobre la firma de este convenio y su puesta en marcha, Ana María Cid, Vicerrectora (i) de la Universidad Andrés Bello, señaló que “el mejor capital social de nuestro país está alojado en la esperanza de estos jóvenes, no queremos que se alejen de sus sueños, sin embargo, queremos darles las herramientas para que puedan desarrollar y mejorar todo su potencial. En ese sentido, este convenio refleja la unión perfecta entre lo que tiene que ser una formación formal y una formación enfocada en el deporte”.

Objetivos del programa

Respecto de los objetivos de esta iniciativa, María Gabriela Huidobro, decana de la Facultad de Educación y Ciencias Sociales, explicó que dicha alianza representa una oportunidad estratégica para la Facultad. “A través de este convenio con Santiago Wanderers, podremos implementar, evaluar y mejorar de manera constante su visión pedagógica, orientada a la puesta en marcha de metodologías activas y de estrategias creativas, dinámicas y colaborativas para el mejoramiento de los aprendizajes en la sala de clases. En ese sentido, esperamos, igualmente, poder contribuir con los futbolistas juveniles del club en el logro de sus metas deportivas y académicas. Estamos convencidos de que deporte y educación no sólo no son excluyentes, sino que son necesariamente complementarios”, señaló.

La finalidad esencial de este convenio consiste en promover procesos de innovación pedagógica y escolarización para los deportistas infantiles y juveniles del Club Santiago Wanderers, procurando el mejoramiento de las condiciones y calidad educativa, a través del desarrollo, organización y fortalecimiento de un proceso de intervención permanente en el tiempo por parte de la Facultad de Educación y Ciencias Sociales de la UNAB.

 

 

 

 

 

 

 

En ese sentido, el Club Santiago Wanderers se constituirá en un polo de innovación pedagógica y escolarización, a través de la implementación de espacios educativos y clases orientadas a cerrar los ciclos de escolaridad de sus jugadores infantiles y juveniles, a apoyar la formación de habilidades específicas y complementarias al deporte, y promover entre los estudiantes una valoración del trabajo escolar como actividad armónica y complementaria a su desarrollo deportivo.

Tutoria Caturra e infraestructura

Por su parte, la UNAB iniciará un proceso de capacitación de los profesores que formarán parte del proyecto, implementará un proceso de seguimiento psicopedagógico a los alumnos involucrados y pondrá en macha un sistema de evaluación y monitoreo regular de los jóvenes y del proyecto. Esto último, sumado a una gestión para la participación de profesionales y estudiantes en práctica que posibilitaran la actividad docente y fomentaran el desarrollo académico del proyecto.  

En cuanto a la infraestructura disponible para llevar a cabo el programa, el pasado viernes 18 de mayo, se inauguró una sala de experimentación pedagógica, donde tendrá lugar la actividad docente y a la cual tendrán que trasladarse los profesores y estudiantes en práctica, designados para la ejecución de las actividades propias del proyecto, estableciendo una jornada académica compatible con las labores deportivas de los estudiantes.

Noticias relacionadas

Share This