Franco Parisi: “Modernizar el sistema financiero requiere crear la Ley de Quiebras para personas”

Escrito por mjorda

26 julio, 2011

En un seminario de Asexma el Decano del IEDE de la UNAB aseguró que una medida de este tipo se da en el contexto de que los clientes firman renegociaciones con las empresas, porque las amenazas por incumplimientos financieros son altas: como ingresar a Dicom, peligro de embargos, entre otros. Por lo tanto, se sintien presionados a solucionar sus problemas económicos al modo que estipula la propia compañía.

Mayor educación financiera y apoyo a los chilenos endeudados, además de avanzar en la creación de una Ley de Quiebras para las personas, fueron las conclusiones que entregó el Decano de la Escuela de Negocios IEDE de la Universidad Andrés Bello, Franco Parisi, tras  su exposición en el Seminario “Jurel tipo Salmón”, organizado por la Asociación de Exportadores, Asexma. En el encuentro se analizaron las lecciones que deja el caso La Polar, no sólo para el retail, sino para la economía chilena en su conjunto.

Para Parisi, el mercado de capitales ha evolucionado y “esa información hay que tomarla y preguntarnos cómo mejoramos el sistema. Es la gran lección que nos deja el caso La Polar, pues vemos que la autorregulación no funcionó”. En este sentido, solicitó al director del Sernac, Juan Antonio Peribonio (también panelista del seminario), impulsar una reforma que incluya una ley de insolvencia para personas naturales o pequeños deudores.

“Esto no significa que las personas no van a pagar. En realidad lo que se hace en otros países es que se ordenan las deudas de las personas y se van a un administrador, él designa las platas que las personas deben pagar. Lo interesante de esto, es que da un respiro a los deudores, se sienten acompañados, pero de igual manera es necesario hacer los cambios para educar a la gente y así las empresas y el mercado chileno tendrá mejores clientes”, sostuvo el decano del IEDE.

Incumplimientos financieros

La explicación a una medida de este tipo, se da en el contexto de que los clientes firman renegociaciones con las empresas, porque las amenazas por incumplimientos financieros son altas. Por ejemplo, ingresar a Dicom, peligro de embargos, entre otros, sintiéndose presionados a solucionar sus problemas económicos al modo que estipula la propia empresa.

“Las personas no pueden pagar porque los intereses llegan hasta 163% y nadie podría pagar tasas de ese nivel y eso daña a todo el sistema financiero. La excusa es que se les presta a personas de alto riesgo y, por ende, se les aumenta la tasa. Si sube la tasa, sube el riesgo y si sube el riesgo, sube la tasa y entramos a un círculo vicioso de nunca acabar”, señaló Franco Parisi.

Las altas tasas de interés le hace mal a la economía chilena, agrega el economista, por tanto, hoy debiera venir un reordenamiento de la superintendencias, pues no puede ser que sean dependientes del presidente o presidenta de turno. Debe ser independiente para que se atreva a hacer cambios, algo así como la entidad del Banco Central, para que no le tiemble la mano.

Ley de Quiebras

Hoy la legislación chilena estipula en el Código de Comercio que las personas pueden acogerse a la ley de quiebras, pero el articulado se entiende sólo para empresas con procedimientos acordes, no habiendo regulación específica para el caso de pequeños deudores independientes, que contraigan deudas con el comercio o el sistema bancario.

Los países de la OCDE, en tanto, utilizan este mecanismo para controlar el sobre endeudamiento familiar. En síntesis, las personas al declararse en quiebra, un juez determina una especie de “síndico” o “comisario” que administra los ingresos de esta persona y fiscaliza que se cumplan los compromisos de deuda, lo que contribuiría a mantener más estable el sistema y modernizaría el mecanismo de cobro que utilizan las empresas.

María Lorena Iriarte
mariairiarte@unab.cl