El restaurante “didáctico” irrumpe los viernes en la Universidad Andrés Bello

Escrito por mjorda

13 junio, 2011

Para cerrar la semana los alumnos de la carrera de Ingeniería en Administración Hotelera Internacional, realizan el taller sobre servicios gastronómicos. Aperitivos, entradas, platos y hasta postres son preparados con mucha dedicación por los propios alumnos, quienes además alternan roles, como si estuvieran trabajando en un restaurante u hotel de alto nivel.

Son las 13 horas del viernes y los alumnos de la carrera de Ingeniería en Administración Hotelera Internacional del Campus Casona de Las Condes, se preparan para lo que será otra clase práctica de servicios gastronómicos. Entre los invitados están el director de la carrera, Daniel Meyer, algunos académicos, funcionarios UNAB y otros invitados externos.

El taller consiste en que los alumnos simulen realizar servicios gastronómicos, respetando los más altos estándares internacionales de producción gastronómica y del servicio de alimentos y bebidas. Para eso, los estudiantes cuentan con una sofisticada infraestructura denominada “restaurante didáctico”, disponible con espacios para el área de cocina, servicios y bar.

Mesas finamente acondicionadas y bien decoradas dan paso a aperitivos que los jóvenes estudiantes ofrecen a los comensales. Este viernes en particular las alternativas son palta sour o kir royal, tragos que, vale la pena aclarar, son preparados por los propios estudiantes, al igual que todo lo que en este restaurante se ofrece.

Maitre a sommelier

“La idea es que los alumnos alternen roles y aprendan lo esencial del trabajo en restaurantes u hoteles”, explica Alejandro Bórquez, coordinador pedagógico de la carrera. En el comedor los alumnos refuerzan las tareas del bartender, preparando los aperitivos y el café, pero también hacen tareas de sommelier, aconsejando sobre los vinos adecuados para cada comida y, otras veces trabajan de garzón o de maitre (jefe de comedor).

Mientras tanto, en la cocina se preparan las entradas y platos principales, en los cuartos de frío y caliente, respectivamente y para el deleite de los comensales, se ha desarrollado una zona especial de repostería. Todo este esfuerzo se traduce en un menú de alto nivel, cuidando especialmente detalles para que no sólo sea un espacio gourmet, sino que se cuiden debidamente todos los procesos en la elaboración de alimentos.

Según explica el director de la carrera, Daniel Meyer, “todos estos contenidos prácticos están integrados en el plan de estudios supervisado directamente por el Glion Institute of Higher Education (Suiza). Entidad educativa considerada una de las mejores escuelas hoteleras en el mundo, que certifica a nuestra escuela como Official Affíliate Institution, a través un convenio de acreditación firmado de forma exclusiva con la U. Andrés Bello”.

El objetivo de las asignaturas prácticas en estos laboratorios didácticos, detalla, es entregar al alumno competencias profesionales tales como conocimientos, habilidades y destrezas técnicas propias del rubro hotelero y gastronómico. Así como competencias transversales de higiene, liderazgo y trabajo en equipo”, puntualiza Meyer. Finalmente, la idea es que los alumnos cuenten con las herramientas necesarias para que  posteriormente puedan realizar un emprendimiento propio, con todo el conocimiento que requiere una empresa hotelera.

María Lorena Iriarte
mariairiarte@unab.cl