Carrera de Derecho UNAB recibe cuatro años de acreditación

Escrito por mjorda

18 febrero, 2016

Foto educaciónLa agencia de acreditación universitaria ADC comunicó en enero de este año a la Universidad Andrés Bello que la carrera de Derecho impartida por la casa de estudios logró la acreditación por cuatro años.

El periodo por el cual se acredita a Derecho UNAB se extiende desde enero del 2016 a enero del 2020 y comprende las distintas modalidades y sedes en las que se imparte la carrera. Entre ellas, la sedes de Santiago, Concepción y Viña del Mar en modalidad diurna, como también las modalidades vespertinas ofrecidas en las sedes de Viña del Mar y Santiago.

Ante esta noticia, el Decano de la Facultad de Derecho, Dr. Juan David Terrazas, expresó que este logro fue conseguido gracias a la perseverancia y comprometido trabajo de todos quienes forman parte de la carrera. “Al día de hoy la planta de profesores de nuestra Facultad está conformada por más de trescientos académicos provenientes de distintos ámbitos del ejercicio de la profesión, tales como Ministros de la Corte Suprema y Corte de Apelaciones, jueces, relatores; además de destacados abogados y docentes con postgrados de alta calidad y con trayectorias tanto nacionales como internacionales”, agregó.

De la misma forma, el Dr. Terrazas destacó que la sólida formación de excelencia ofrecida por la Facultad de Derecho de la Universidad Andrés Bello “fue ampliamente reconocida por el grupo de pares evaluadores externos que participaron del proceso de acreditación. Ellos realizaron una exhaustiva revisión de la malla, plan de estudios, procedimientos internos y la integridad del programa en general”.

Derecho en la UNAB

La Universidad Andrés Bello forma abogados con un profundo sentido de la justicia, quienes se conciben como colaboradores indispensables para que las personas de cualquier clase y condición, tengan real acceso a la justicia.

La formación de los abogados en la Universidad Andrés Bello está marcada por una fuerte orientación al ejercicio práctico, con énfasis en el desarrollo de las competencias necesarias para la litigación y la representación de intereses de parte, sin olvidar la sólida formación teórica.

Además se incorporan materias que hoy son indispensables, tales como la Negociación y Técnicas de Litigación. Todo lo anterior se conjuga para lograr profesionales de excelencia y con un fuerte sentido de responsabilidad social, preparados para desempeñarse en distintos ámbitos del ejercicio profesional, tales como el sector público, el sector privado,  desarrollo de una carrera judicial en organismos como el Ministerio Público y la Defensoría Penal Pública, como también en el ejercicio privado de la profesión.