Derecho

El trabajo de Paula Honorato, titulado “Relative Eclectic Alusions About The Environmental Refugee”, será divulgado por la Universidad Amity de Mumbai y en él se aborda el impacto de este nuevo fenómeno migratorio en las comunidades locales y pueblos originarios.

Escrito por

Según estimaciones recientes de la ONU, 150 millones de refugiados climáticos deberían ser desplazados de aquí a 2050. No obstante y a pesar de estas cifras, con frecuencia, el fenómeno migratorio, se analiza desde el punto de vista del Derecho Internacional, conceptual y, a nivel nacional, a partir de las políticas migratorias adoptadas por cada Estado, olvidando su impacto en las comunidades locales y pueblos originarios.

Considerando tal postergación y su consecuente, escaso, análisis sobre la contribución realizada por estas comunidades, a través de sus conocimientos tradicionales, a la conservación del ecosistema, Paula Honorato, académica de la Facultad de Derecho de la Universidad Andrés Bello (UNAB), elabora “Relative Eclectic Alusions About The Environmental Refugee”.

En este artículo, Honorato, postula situar a nivel primordial, los saberes tradicionales dentro de la conservación del ecosistema, equiparando su importancia a los esfuerzos realizados por los Estados contra el cambio climático. “Si los conocimientos tradicionales dejan de transmitirse, es trascendental que la legislación, relativa a la protección medioambiental, también se enfoque en la protección jurídica de estos saberes”, explica la abogada.

A partir de esta tesis de revalorización, comenta la autora en su artículo, se presenta el dilema de saber cómo lidiar con ello y presentar una solución. Frente a lo cual, se presentarían tres maneras de abordarlo, esto conforme a la consideración que llevarían a cabo los Estados, en relación a las causas u orígenes de los desplazamientos de los eco-refugiados.

Según la argumenta la autora, en una primera etapa es necesario reflexionar sobre este fenómeno, tomándolo desde un punto de vista estatal, en donde el gobierno debiera ser el responsable en la creación y puesta en marcha de políticas públicas para palear esta problemática. En tanto, que en un segundo término, se trataría solamente de un dilema de carácter ambiental y que en consecuencia debiera ser tratado, a través de medidas tendientes a evitar la degradación del ecosistema.

Una última postura, propone Honorato, se trataría de una combinación de las dos anteriores. Es decir, la creación de una legislación especial, puesto que se trata la existencia de los eco-refugiados como un problema de carácter ambiental, que se presenta como consecuencia del calentamiento global, pero que teniendo consecuencias sociales relevantes, debiera también incluirse dentro de los planes gubernamentales para dar estatus legal a las personas que son obligadas a desplazarse de su territorio por fenómenos de carácter ambiental.

A modo de ejemplo, el texto menciona que en países como Chile ya se está viviendo un proceso de revaloración de las cosmovisiones, y en particular de la cosmovisión Mapuche, referida a la manera de interpretar el mundo. Acciones que indicarían, según el texto, que se está logrando comprender que los conocimientos tradicionales de los pueblos originarios han servido como herramienta clave en la conservación de los ecosistemas.

A de lo anterior, comenta la autora en su artículo, es trascendental que la legislación relativa a la protección medioambiental también se enfoque en la protección jurídica de estos saberes y así asegurar su continuidad. “Ya no es natural que este traspaso de conocimientos se realice de padre a hijo; ya que frente a este tipo de trasferencia, la tecnología ha ganado mucho terreno. Estas tradiciones se encuentran enriquecidas de valores, los cuáles no son parte del mundo digital o tecnológico”, explica Honorato.

El trabajo de Paula Honorato, será divulgado por la Universidad Amity de Mumbai y editado por Adhyayan Publishers.

 

Noticias relacionadas

Share This