Alumni

Eduardo Arroyo, cirujano dentista titulado en la Facultad de Odontología de la U. Andrés Bello, diseño este producto que promete revolucionar el mercado.

Escrito por

Un cepillo de plástico tarda cerca de 450 años en extinguirse, contaminando. Eduardo Arroyo, cirujano dentista titulado en la Facultad de Odontología de la U. Andrés Bello, diseñó este producto que promete revolucionar el mercado.

 

De vacaciones y aprovechando de incorporar más ideas a su mundo innovador, Eduardo Arroyo, de 29 años, disfruta de algunas semanas en Filadelfia, Estados Unidos.

Ex alumno destacado de la Facultad de Odontología de la U. Andrés Bello y ex estudiante del Instituto Nacional, vivió un par de años en el país del norte donde estudió en Suffolk Community College en Nueva York y se perfeccionó en estética dental Hands on! DenMat Dallas en Texas.

También con un recorrido social, entregando odontología primaria y especialidades en la junta vecinal de la población de El Pinar, en la comuna da San Joaquín, enfocó su camino en el cuidado oral de origen ecológico y sustentable.

Esta es su imperdible historia:
-¿Por qué estudiaste odontología?
-Desde pequeño siempre mi interés fue por la biología y el detalle de confección, y elaborar cosas con mis propias manos. En odontología están ambas áreas, el desarrollo psicomotriz asociado a toda la biología humana. Es entender y saber aplicar distintos materiales, dependiendo de una determinada patología y, a la vez, ser funcional y estético en general.

-¿Cómo recuerdas tus años como estudiante de la UNAB?
-Uff, estudié mucho… Pero también lo pase muy bien y conocí grandes amigos.

-¿Cómo surgió el interés de realizar un emprendimiento?
-La odontología no sólo entrega el conocimiento para atender pacientes. Los conocimientos clínicos los podemos extrapolar a distintas áreas, administración clínica, director, emprendimiento, etc.

cepillos1 (1)-¿En qué consiste el cepillo ecológico y cómo tuviste la idea?
“Be-eco” es un cepillo hecho de bamboo, que no es madera, con las características de un cepillo ideal en su capacidad de limpieza y ergonomía. La idea apareció cuando entiendes realmente que la clave de la salud bucal es una correcta remoción mecánica (cepillado) luego de cualquier ingesta de alimentos, así de simple. Entonces, el cepillo pasa a ser un instrumento clave. Como odontólogo, diseñe un cepillo de cerdas cónicas que llegan a los lugares de difícil acceso con características de un cepillo duro en su base, para la estabilidad de las cerdas, en su parte media la capacidad de limpieza de un cepillo medio y en su último extremo la precisión de alcance de un cepillo suave. Todo esto con materiales que, como seres humanos, debemos usar esta época. Materiales biodegradables, de reciclaje, reutilizables. “Be eco” demora sólo 10 años en desaparecer del planeta versus uno de plástico que tarda 450.

-¿Ejerces como dentistas?
-Sí. No obstante el emprendimiento se fue creando, por lo general, alrededor de mis horas de trabajo. Hay veces que debo cancelar agenda por una reunión por lo menos una vez a la semana como mínimo.

-¿Cuáles son tus planes en un corto y mediano plazo?
-A corto plazo seguir estudiando y perfeccionarme en mi carrera con algún postgrado o diplomado asociado a la innovación y desarrollo en odontología. A mediano plazo, establecer a “Be-eco” como el cepillo sustentable del país.

Noticias relacionadas

Share This