Destacados Salud

Trinidad Aranda Llabrés, académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de la U. Andrés Bello, proporciona algunos consejos para evitar riesgos de fracturas.

Escrito por

Trinidad Aranda Llabrés, académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de la U. Andrés Bello, proporciona algunos consejos para evitar riesgos de fracturas. 

TrinidadArandaUNABEste 20 de octubre se conmemora el “Día Mundial de la Osteoporosis”, enfermedad crónica y progresiva que se caracteriza por una disminución de la masa ósea y un deterioro de la microarquitectura de los huesos, lo que supone un aumento de la fragilidad de los huesos y del riesgo de sufrir fracturas.

Según Trinidad Aranda Llabrés, académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de la U. Andrés Bello, “los alimentos que nos ayudan a evitar las osteoporosis y fortalecer nuestros huesos son aquellos ricos en calcio, vitamina D y fosforo”.

Efectivamente, el calcio y el fósforo son minerales fundamentales en la formación y conservación del tejido óseo en forma de fosfato cálcico. Por su parte, la vitamina D, es una vitamina cuya principal función es contribuir y facilitar la absorción intestinal de calcio y además ayudar a equilibrar los niveles de calcio/fósforo en nuestro organismo. Cualquier deficiencia de calcio, fósforo o vitamina D podría desencadenar osteoporosis en la etapa adulta.

“Los alimentos ricos en calcio son principalmente los lácteos como la leche, yogurt, quesos y quesillos. Los alimentos ricos en vitamina D productos animales especialmente pescados, huevos y también los lácteos. Y las buenas fuentes de fosforo son los cereales, carnes de vacuno, pescados y también lácteos”, detalla la nutricionista.

Respecto a cuánto calcio es el ideal en las mujeres, la profesional sostiene que “las recomendaciones de calcio según la DRI (Dietary Reference Intake 2001) son; para mujeres adolescentes (9 a 18 años) 1300 mg/día; mujeres adultas (19 a 50 años): 1000 mg/día; mujeres adultas (50 o más años 1200 mg/día)”.

Consejos
• Consumir lácteos diariamente: 3 a 4 porciones al día.
• Consumir pescado 2 veces a la semana, de preferencia pescados grasos como el salmón, atún, sardinas, etc.
• Consumir legumbres 2 veces por semana.
• Realizar actividad física de manera frecuente, evitando el sedentarismo y fortalecer los huesos.
• Prevenir cualquier tipo de caídas.
• Evitar el consumo de cafeína y tabaco.

Noticias relacionadas

Share This