Futura terapeuta ocupacional UNAB cuenta cómo es ser seleccionada nacional de básquetbol y vivir en Paraguay

Escrito por Sonia Tamayo

8 agosto, 2017

Francisca Rojas es estudiante de quinto año de la Escuela de Terapia Ocupacional de la U. Andrés Bello y desde los 14 años que es parte de la selección chilena de básquetbol. En Noticias UNAB cuenta su experiencia.

FranciscaRojasBasquetAbrirse camino en el deporte en Chile no es fácil, pero practicarlo y estudiar al mismo tiempo es aún más complicado. Sin embargo, a veces la pasión por lo que uno hace, prevalece en estas instancias.

Tal es el caso de Francisca Rojas, estudiante de quinto año de la Escuela de Terapia Ocupacional de la U. Andrés Bello y seleccionada nacional de básquetbol desde los 14 años.

Hoy, a sus 24 años y terminando su carrera relata las dificultades y alegrías que ha cosechado en el tiempo en que ha sido una universitaria deportista.

-Sin duda que la primera pregunta que surge es ¿cómo puedes compatibilizar los estudios con el deporte?
Es realmente muy difícil, sobre todo ahora que estoy en la práctica profesional. Desde que ingrese la Escuela de Terapia me han dado las facilidades para poder acudir a todos los encuentro deportivos nacionales e internacionales, y ahora con la practica también me han acompañado y ayudado muchísimo. Estoy muy agradecida por toda la ayuda. Sin embargo, cuesta mucho poder lidiar con el deporte y ser estudiante, requiere de mucho más esfuerzo, de más estudio y eso muchas veces termina pasando la cuenta.

-Por ejemplo, ¿a qué te refieres con que te pasó la cuenta?
Por ejemplo, tienes que viajar, ausentarte de la Escuela, faltar a clases, a veces tienes que dejar ramos, lo que al final te atrasa. En vez de terminar la carrera en los cinco años, lo haces en seis. Ese es el costo, porque la Universidad te da las facilidades pero igual hay que rendir las pruebas.

– ¿Por qué te decidiste por estudiar Terapia Ocupacional?
Desde pequeña quise ser enfermera, cuando llegue a la UNAB era mi propósito, pero el destino me mostró otra opción y la verdad es que no me arrepiento, es una hermosa carrera que requiere de mucha vocación y entrega. Trabajar con personas es muy complejo por la diversidad que hay, pero cuando a uno le apasiona lo que hace, te motivas a conocer todas las diversidades posibles.

Encestando

– ¿Qué significa para ti el básquetbol y cómo llegaste a él?
Llegue a este deporte por medio de mi familia, gracias a mi hermano. Desde pequeña estoy metida en esto y siempre he tenido objetivos y metas como todo deportista. Desde los 14 años que estoy en la Selección Chilena, participando en diferentes torneos como fue un Mundial U18 que se jugó en Puerto Montt. Lo que este deporte significa para mí, es un estilo de vida. Cuando dejo de jugar o de entrenar, siento que todo cambia, vivo cada partido a 100%, sufro cuando todo va mal, entre otras cosas. He intentado abandonarlo para poder dedicarme a mi carrera y a mi vida en general, pero es muy difícil.

FranciscaRojasBasquet400

– Fuiste convocada para la selección chilena universitaria para un torneo en China Taipei (entre el 19 y 31 de agosto), qué significa esto en tu carrera?
Es uno de los sueños que uno como deportista desea cumplir, he representado al país en otras instancias, y creo que para ser mi último año de universidad, es la mejor manera de terminar esta etapa universitaria.

– Tu deporte también se ha llevado a jugar fuera de Chile, ¿cómo fue vivir y jugar dos meses en Paraguay?
Fue una experiencia inolvidable, fue muy grato y lindo estar en Paraguay, conocer sobre otras culturas y otros estilos de vida, es muy interesante. Tuve la suerte de llegar a una casa donde me acogieron de la mejor manera, como una hija más, vivía con una compañera de equipo y fue fantástico aun mantengo contacto con ellos de vez en cuando y siempre estoy pendiente de las ligas y cosas que suceden allá. Soy una agradecida de la oportunidad de jugar en el extranjero y pese a todo lo que significó irme por dos meses, no me arrepiento para nada.

– ¿Qué piensas sobre la medalla de oro de la selección de básquetbol chilena sub 17? 

Me alegró mucho. Creo que es un buen incentivo para todas las series, es algo histórico que será recordado por siempre en nuestro deporte.

– ¿Crees que esto genere más interés por este deporte en Chile?
Siendo realista y por la experiencia que he vivido creo que será algo momentáneo, obviamente uno espera que se apoye más y que se comprometan con el basquetbol, pero en realidad aún no ha pasado esto. Espero que el COCH (comité olímpico de Chile) aporte en la preparación de ambas selecciones, puesto que las mujeres también han logrado la clasificación al Premundial. Por lo tanto deberían tener la misma preparación que los chicos y así llegar a representar de la mejor manera al país.

– ¿Cuáles son tus expectativas en lo profesional y en lo deportivo en el futuro?
En lo profesional, obviamente quiero sacar mi título de terapeuta ocupacional y poder dedicarme a mi carrera en un 100%, seguir especializándome y aprendiendo cosas nuevas. Tengo un objetivo y/o sueño que es llegar a ser docente de la UNAB en Terapia Ocupacional, así que espero volver algún día a la institución. En lo deportivo, por supuesto, aprovechar todo el tiempo que pueda en el básquetbol, quiero que sea mi hobby y pasatiempo cuando requiera botar la rutina de la semana y seguir disfrutando como ha sido todos estos años.