DESTACADO Viña del Mar
Escrito por

Publicación de los autores, Carlos Lastarria y Marcela Küpfer, será presentada el próximo martes 5 de diciembre, en el Campus Quintay de la Universidad Andrés Bello, lugar que por dos décadas albergó a la industria.

Con la puesta en marcha de las operaciones de la planta Ballenera de Quintay de la Compañía Industrial (Indus) la historia y vida de esta tranquila caleta cambio para siempre, convirtiéndola en el último bastión de la tradición ballenera en Chile.

Tras una investigación de aproximadamente un año, los autores Carlos Lastarria y Marcela Küpfer presentarán, el próximo martes 5 de diciembre, el libro “La ballenera de Quintay y otros relatos de la caza de ballenas en Chile”, publicación que dividida en dos partes registra la historia de la caza de ballenas en chile y posteriormente el desarrollo de la industria ballenera en Quintay, considerada en su momento un prodigio del desarrollo en la región.

“La investigación se extendió por un año y recogió material de archivos de prensa, algunos estudios antropológicos, bibliografía y entrevistas a personas que, de una u otra forma, participaron de esta actividad. Muchos de los protagonistas originales ya no viven, pero es notable la forma en que sus descendientes han conservado las memorias de sus padres y los recuerdos que ellos mismos forjaron de niños y adolescentes. Hablamos con gente que vivió en la planta, que navegó junto a los capitanes y otros que emigraron con sus familias a Chile, siguiendo la ruta de la ballenera”, explicó la autora Marcela Küpfer.

En este contexto, la periodista y autora del libro comenta que “la planta ballenera de Quintay dejó un legado social, una “cultura ballenera” de la que participaron sus trabajadores de tierra y de mar. Es más, hasta hace algunos años seguían reuniéndose en un club social en Quilpué, donde recordaban viejos tiempos. Hasta tuvieron un himno. En Quintay, existió un campamento obrero, donde vivían más de 200 trabajadores, una versión moderna de un campamento salitrero o del carbón, aunque lógicamente en mucho mejores condiciones”.

Protección del medioambiente

“Hoy día Quintay se proyecta de otra forma, hay una intención de cuidar y preservar los recursos marinos y darle nuevos usos a la ex ballenera (la mejor conservada de todo Chile)”, precisa Marcela Küpfer y agrega que “la caza de ballenas es un capítulo pasado y cerrado de nuestra historia, pero la gente sigue visitando la ballenera intentado conocer sus memorias. Por eso creemos que este libro puede ser un aporte para esta historia, pues devela registros, fotografías y anécdotas que dan un panorama más amplio de esta historia”.

Para el rector de la Universidad Andrés Bello, José Rodríguez, el Campus Quintay ha tenido dentro de sus lineamientos el revertir una historia cargada por el trato cruel a este mamífero en la zona, “enseñando el manejo sustentable de los recursos pesqueros, repoblando con especies nativas y entregando educación para todos quienes quisieran conocer y aprender de la vida marina y su conservación. Tras todo este trabajo, la Planta Ballenera fue declarada en 2015 como Monumento Histórico Nacional. El primero en nuestro país, en la categoría Marítimo Industrial. Por lo que, en este contexto, para nuestra casa de estudios el libro “La ballenera de Quintay” se convierte en un tesoro bibliográfico de gran relevancia para rescatar el patrimonio cultural de este pueblo, su comunidad y todos quienes hemos trabajado por el un desarrollo sostenible para la región”.

Vale destacar que el libro, que forma parte de la colección Expedientes de editorial Narrativa Punto Aparte, será presentado en el Campus Quintay de la Universidad Andrés Bello, que funciona precisamente en el complejo de edificios que albergó a la ballenera, hoy declarado Monumento Histórico Nacional.

Noticias relacionadas

Share This