Universidad Andrés Bello logra importante número de adjudicaciones en programas Fondecyt

Escrito por mjorda

21 marzo, 2016

nota central desarrollo ciencia

En un mundo en que el desarrollo científico y tecnológico avanza a pasos agigantados, proponiéndose como finalidad dar soluciones a una amplia gama de problemas que hoy se presentan en la vida moderna; y entre los que se pueden contar la cura para enfermedades mortales, detener los estragos del calentamiento global o lograr industrias sustentables; se hace imprescindible que la academia aporte generando conocimientos y formando profesionales capaces de asumir estos proyectos.

En Chile el panorama es similar. La urgencia de dar valor agregado a aquellas materias primas que tradicionalmente han sido exportadas a mercados internacionales como tales; además de la necesidad de elaborar tecnologías hechas en Chile que se adecuen a problemas presentes en los principales sectores productivos del país; propone a las universidades un rol protagónico en el desarrollo económico chileno.

Acorde con los desafíos que estos escenarios proponen, la Universidad Andrés Bello ha considerado desde sus inicios la investigación científica universitaria como uno de los pilares fundamentales sobre los cuales se construye su prestigio y solidez académica.

Es así como, desde la Vicerrectoría de Investigación y Doctorado, la UNAB provee a alumnos y docentes de distintas herramientas y fondos internos que promueven el desarrollo de la investigación. Como resultado de estas acciones, la casa de estudios ha registrado año a año incrementos en el número y calidad de la investigación realizada en sus aulas, centros y laboratorios, posicionándose en lugares aventajados dentro de la perspectiva nacional.

Continuo trabajo  en áreas estratégicas

De esta forma, el año 2015 la U. Andrés Bello cosechó resultados que la mantienen  dentro de las universidades chilenas de mayor producción científica. Tal es el caso de los fondos para la investigación Fondecyt Regular, instancia en la que obtuvo 20 adjudicaciones. En la modalidad Iniciación, la UNAB logró 10 adjudicaciones y nueve para estudios de Posdoctorado.

Sumando estos nuevos fondos, la Universidad Andrés Bello alberga a 154  investigaciones vigentes realizadas por financiamiento de Fondecyt.

El Dr. Alfredo Molina, director General de Investigación, destacó el aumento en el número de fondos logrados en estos concursos y explicó que, si bien cada año los concursos de Fondecyt se hacen más competitivos, debido al aumento de los profesionales interesados en hacer investigación, la UNAB mantiene una tasa de aprobación que está por sobre el promedio de la instancia. “Esto se traduce en que seguimos marcando presencia en nuestras áreas más tradicionales, pero también hemos ido sumando otras en las que recientemente hemos comenzado a potenciar la investigación”, describió.

En este sentido, el Dr. Molina destacó las Facultades de Ciencias Biológicas y de Ciencias Exactas, las cuales lograron el mayor número de adjudicaciones en el concurso Regular, con seis y cinco proyectos beneficiados respectivamente.

Sobresalen en este grupo las investigaciones lideradas por los académicos del Departamento de Matemáticas, perteneciente a la Facultad de Ciencias Exactas; Dr. José Aliste, Dr. José Zamora y Dr. Daniel Coronel.

Asimismo, el director General de Investigación de la Universidad Andrés Bello manifestó que “dentro de las dos facultades mencionadas, sumadas a la Facultad de Medicina, se han realizado grandes esfuerzos para el desarrollo de la investigación en nanotecnolgía. Hoy contamos con variados proyectos y tres centros que proponen el trabajo interdisciplinario entre profesionales y que nos han puesto a la vanguardia mundial del trabajo en este campo”.

Investigación en ámbitos emergentes

No obstante, la UNAB ha buscado, en los últimos años, dar un nuevo impulso a la investigación en áreas no tradicionales para la Universidad. Es así como el trabajo logrado en áreas de estudios propias de las facultades de Ecología y Recursos Naturales, Ingeniería, Educación y Humanidades y Ciencias Sociales; han conseguido números positivos.

De las diez propuestas adjudicadas en el programa de Iniciación, cuatro corresponden a la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales y una de ellas pertenece a la Facultad de Educación. Investigaciones entre las que destaca la liderada por la Dra. Carmen Gloria Zúñiga, quien propone evaluar la efectividad de las prácticas educativas de los profesores de Historia.

El Dr. Alfredo Molina subrayó que “el éxito que las áreas ligadas a las humanidades y la educación han conseguido en estas convocatorias, se condice con los esfuerzos que tanto las respectivas facultades como la Universidad han puesto en disponer de espacios para la investigación. La creación de centros de estudios y núcleos en estos ámbitos, aunque recientes, han dado muy buenos resultados”.

Finalmente, el Vicerrector de Investigación y Doctorado de la Universidad Andrés Bello, Dr. Ariel Orellana, expresó que “el principal desafío para las universidades nacionales en la actualidad es contar con una masa crítica especializada en temas que son de gran relevancia para el país. Tal es el caso del debate en la educación y la posterior elaboración de políticas públicas vinculadas y que tienen su base en la investigación”.

En esta línea, la autoridad académica agregó que “la Universidad Andrés Bello no sólo forma profesionales competentes, sino que también forma docentes, académicos y masa crítica universitaria capaz de hacer investigación y contribuir activamente al desarrollo en sus respectivas áreas de especialidad”.