Ciencia y Tecnología

El investigador de la Universidad Politécnica de Valencia dictó una charla en la U. Andrés Bello sobre sistemas de información y datos genómicos.

Escrito por

El investigador de la Universidad Politécnica de Valencia dictó una charla en la U. Andrés Bello sobre sistemas de información y datos genómicos.

oscar-pastor-retratoAnalizar los desafíos prácticos que plantea para los sistemas de información el manejo y procesamiento de los datos del genoma humano, fue el foco de la charla dictada por el Dr. Oscar Pastor, director del Centro de Investigación en Métodos de Producción de Software de la Universidad Politécnica de Valencia (España). Todo, con miras a aplicaciones concretas como la medicina personalizada y el diagnóstico genético de enfermedades.

La ponencia se desarrollo en el auditorio Andrés Bello del campus República y se concretó gracias a la invitación del Dr. Giovanni Giachetti, investigador de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Andrés Bello. La visita del Dr. Pastor se enmarca en los proyectos conjuntos de investigación que desarrollan las facultades de Ingeniería y Ciencias Biológicas y en la cual él tomará parte.

Oscar Pastor (1962) es Licenciado en Ciencias Físicas y Doctor en Informática de la Universidad Politécnica de Valencia. Entre otras cosas, se ha desempeñado como investigador en HP Labs en Reino Unido y ha publicado más de 200 papers científicos.

¿Cuál es el objetivo de su trabajo en conjunto con la U. Andrés Bello?

El objetivo final es entender el genoma y darle una perspectiva iberoamericana, queremos colaborar generando un sistema de información genómica internacional y proyectándolo sobre casos concretos chilenos, sobre todo en el ámbito de la medicina personalizada.

En la charla usted comentó que ya está trabajando en proyectos similares en España…

Estamos experimentando nuestras ideas en dos ambientes concretos. Uno es cáncer de mama en neuroblastoma y estamos extendiendo también todo lo que hemos hecho al ámbito de otras patologías como la trombosis y la diabetes tipo 2.

La idea es siempre la misma: aprovechar que la información genómica está estructurada y ordenada para hacerla interoperable, para relacionar los datos de diferentes patologías y construir de esa manera un cuerpo de conocimiento que permita que el ciudadano de cualquier país del mundo pueda beneficiarse de la información que se va repitiendo y de las mejoras que va teniendo.

¿La idea entonces es establecer un puente que hoy no existe entre la genómica y la medicina?

No existe y es un gran desafío porque cambia la esencia de la medicina tal y como la conocemos. La medicina personalizada hace real ese viejo sueño de que cada tratamiento se realice en función de las singularidades de la persona. El genoma es nuestra parte más singular.

El hecho de que tengamos una enfermedad y se busque un tratamiento para ella en función del genoma que tenemos y de cuál es nuestra reacción frente a determinados principios activos, hace posible que esa metáfora que es un sueño hasta ahora se haga realidad.

¿Cómo se incorporan en este desafío los bioinformáticos?

La bioinformática juega un rol esencial. Normalmente a informática se proyecta sobre distintos dominios y generan soluciones. El dominio de la biología molecular, la genómica y la medicina personalizada es tan complejo que ha hecho que se genere una rama de conocimiento nueva. Los bioinformaticos tienen que hacer un esfuerzo que no es habitual pedirle a otros profesionales: tienen q dar el 2 x 1 y ser biólogos y informáticos expertos

Este tipo de profesional que cada día va a ser más importante y su rol social más esencial y que va a requerir un esfuerzo de las instituciones universitarias para que los grados y masters en bioinformatica tengan una pare biológica fuerte y un componente informático solido.

¿Cuál es su rol en este proyecto específico?

Enm este proyecto el bioinformático es esencial porque es quien tiene que catalizar y dirigir todo el flujo de conocimiento que se va a ir generando. También tiene que ir visualizando la proyección práctica que este conocimiento va a tener.

La multidisciplinariedad en estos proyectos es muy importante y probablemente el rol de los bioinformáticos es el menos prescindible.

pastor-y-giachetti

Daniel Almonacid, investigador del Centro de Bioinformática y Biología Integrativa; Oscar Pastor; Giovanni Giachetti, investigador de la Facultad de Ingeniería.

Noticias relacionadas

Share This