Investigadores UNAB: Enfermedad infecciosa emergente amenaza con extinguir a la ranita de Darwin

Escrito por María José Marconi

27 septiembre, 2017

Si bien no se registra evidencia de mortalidades masivas en el corto plazo, existe una alta probabilidad de que algunas poblaciones de la icónica especie sean aniquiladas por un hongo que ataca a los anfibios.

ranita portadaLa ranita de Darwin (Rhinoderma darwinii) es una más de las especies de anfibios en riesgo de extinción a causa de la pandemia global de quitridiomicosis, de acuerdo con un estudio internacional publicado hoy por la prestigiosa revista Proceedings of the Royal Society of London B. La investigación fue desarrollada por científicos de la Universidad Andrés Bello (UNAB), la ONG Ranita de Darwin, y la Sociedad Zoológica de Londres (SZL), en conjunto con la Universidad de Zurich.

El estudio reporta que las ranitas de Darwin están siendo atacadas por el hongo patógeno Batrachochytrium dendrobatidis (Bd), el cual a pesar de no causar mortalidades evidentes en esta especie, tendría impactos negativos importantes en sus poblaciones silvestres. Estas poblaciones, según indican los investigadores, podrían correr un alto riesgo de extinción luego de una o dos décadas desde la aparición de la enfermedad conocida como quitridiomicosis.

Habitante de los bosques nativos del sur de Chile y Argentina, la ranita de Darwin recibe su nombre en honor al famoso naturalista Inglés Charles Darwin, quien descubrió este anfibio durante su viaje alrededor del mundo a bordo del HMS Beagle. Es el único vertebrado terrestre donde el macho se preña, llevando y criando a los renacuajos dentro de su saco vocal hasta que, tras el proceso de metamorfosis, son expulsados como ranas jóvenes.

Hasta ahora se pensaba que las poblaciones silvestres de esta especie única, actualmente catalogada como altamente amenazada, se habían mantenido relativamente estables frente a esta enfermedad que ha devastado varias especies de anfibios en todo el mundo. Este nuevo hallazgo pone de manifiesto la necesidad urgente de acciones de conservación en la especie.

ranita 1El Dr. Andrés Valenzuela, investigador de la UNAB y del Instituto de Zoología de la SZL y autor principal del estudio, indicó: “En términos simples, este estudio muestra que una vez que una ranita de Darwin se infecta con el hongo Bd, es casi seguro que morirá. Las poblaciones infectadas podrían estar destinadas a la extinción, incluso aun cuando las tasas de infección son bajas y no se observan las dramáticas mortalidades masivas ocurridas en otras poblaciones de anfibios afectadas por esta enfermedad”.

El Dr. Claudio Soto Azat, director del Centro de Investigación para la Sustentabilidad (CIS) UNAB y coautor del estudio, añadió: “Aunque este estudio se centra en la icónica ranita de Darwin, sus implicaciones podrían ser igualmente graves para muchas otras especies. Hemos detectado desde hace varios años el dramático efecto que la quitridiomicosis está teniendo sobre los anfibios alrededor de todo el mundo, pero pensábamos que el impacto de la enfermedad en las poblaciones infectadas solo se hacía evidente de forma inmediata. Nuestra investigación también sienta las bases para el estudio de otras enfermedades infecciosas que no presentan impactos notorios en el corto plazo, pero que pueden provocar la extinción de especies silvestres altamente amenazadas”.

Según los investigadores, la naturaleza “críptica” de la enfermedad infecciosa observada entre las ranitas de Darwin en Chile podría estar causando declives poblacionales similares en especies silvestres de otras zonas geográficas, amenazando a la biodiversidad aún en la ausencia de mortalidades masivas.

Prensa

Esta es parte de la cobertura de prensa nacional e internacional que ha recibido la publicación de este artículo: