Importante hallazgo sobre efectos de la contaminación en el cerebro humano es presentado en la UNAB

Escrito por Lorena Mancilla

28 noviembre, 2016

El estudio realizado por un grupo de expertos de la Universidad del Valle de México y la U. de Montana, ha determinado que la emisión de contaminantes, típica de las grandes urbes, puede aumentar el riesgo de enfermedades como el Alzhéimer y el Parkinson, además de afectar el coeficiente intelectual.

_MG_5087La contaminación atmosférica podría llegar al cerebro. Al menos eso se concluye de la investigación realizada por un grupo de investigadores de la Universidad del Valle de México, institución perteneciente a la Red Laureate, y que fue presentada este viernes en el simposio “Cerebro en la Ciudad”, organizado por la Universidad Andrés Bello.

El estudio liderado por la experta en toxicología Dra. Lilián Calderón-Garcidueñas, comparó 58 muestras de fluido cerebroespinal de un grupo de niños expuestos a bajos niveles de contaminación con 81 niños de la Ciudad de México (DF). A su vez, ambos grupos, fueron subdivididos en menores portadores de la variante épsilon 4, conocida por incrementar el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer, y menores portadores de épsilon 3, encontrando grandes alteraciones en el primer grupo.

Según los datos revelados por esta investigación, los menores que residen en el DF presentan un nivel significativamente más alto en sus niveles de autoanticuerpos, los cuales atacan a su propio cerebro, provocando lo que se llama inflamación sistémica. Esto ultimo, debido a que cuando una partícula de aire y sus componentes son inhalados o tragados, pasan a través de barreras dañadas, incluyendo las respiratorias, gastrointestinales y la sangre que se dirige directamente al cerebro.

La Dra. Calderón-Garcidueñas explica que este fenómeno neuroinflamatorio es un común denominador en las personas que están expuestas a contaminantes en Santiago de Chile o en cualquier otra parte del mundo y juega un rol relevante los problemas cognitivos que afectan a la población. “El hipocampo está en relación con el sistema límbico, siendo el bulbo olfatorio y las alteraciones olfatorias parte de este sistema. Entonces, las lesiones se observan en el bulbo olfatorio, el lóbulo pre frontal y el hipocampo, explicarían porqué muchas de las personas expuestas a contaminantes se quejan de problemas de memoria”, explica la experta.

Alzhéimer y Parkinson

_MG_4964Adicionalmente, los niños portadores de la variante del gen APOE épsilon 4, mostraron respuestas cognitivas mermadas en comparación con los niños portadores de la variante APOE épsilon 3. Estos niños presentaban déficit de memoria de corto plazo, un coeficiente intelectual dentro de los límites normales, pero de 10 puntos menos, además de cambios en metabolitos clave del cerebro que se asemejan a los de las personas con Alzheimer.

“Una vez que los procesos inflamatorios se establecen en el cerebro, se activa una cascada inflamatoria que resulta en respuestas de defensa del cerebro, las cuales incluyen alteraciones en proteínas que son precisamente aquellas que participan en procesos neurodegenerativos como Alzheimer y Parkinson cuando se examinan muestras de autopsias”, explicó la Dra. Calderon-Garcidueñas.

Si bien, según señala Calderón-Garcidueñas, no se han diagnosticado casos de Alzhaimer o Parkinson a temprana edad, los niños analizados presentaron alteraciones metabólicas y neuropatológicas similares a las descritas para estas enfermedades, además de lesiones que pudieran relacionarse con conductas agresivas.

“Padres y profesores se quejan de la falta de atención de los estudiantes, lo cual tiene serias repercusiones desde el punto de vista educativo. En este sentido, se debe tener en cuenta que en niños sanos se está evidenciando deficiencias olfatorias, las cuales se describen tempranamente en pacientes, que más tarde desarrollan Alzhaimer y Parkinson, alteraciones metabólicas cerebrales y sobre todo alteraciones cognitivas, incluyendo problemas de memoria”, puntualizó la experta.

Santiago v/s Ciudad de México

Respecto de las realidades de la Ciudad de México y de Santiago, la experta es enfática en  aclarar que no es posible hacer comparaciones, ya que entre estas ciudades existen condiciones meteorológicas, de altitud y extensión diferentes. “Yo creo que las comparaciones se pueden hacer en función de sus niveles de contaminación, específicamente PM 2.5 y Ozono que son muy similares al área sur del DF. En ese sentido, aplicaría en teoría a la población de Santiago”, señaló.

La solución 

Respecto de la solución a este problema, la especialista señala como única medida: la prevención. “El fenómeno neuroinflamatorio se puede disminuir considerablemente con el consumo de una dieta rica en antioxidantes. Sin embargo, ninguna medida será efectiva mientras la población siga constantemente expuesta a niveles de contaminantes como partículas finas por arriba de las normas aceptadas y, por ende, persista el estado inflamatorio del que nos hemos referido”, concluyó.

  • Revisa en imágenes la presentación de Dra. Lilian Calderón-Garcidueñas Revisa en imágenes la presentación de Dra. Lilian Calderón-Garcidueñas
  • Revisa en imágenes la presentación de Dra. Lilian Calderón-Garcidueñas Revisa en imágenes la presentación de Dra. Lilian Calderón-Garcidueñas
  • Revisa en imágenes la presentación de Dra. Lilian Calderón-Garcidueñas Revisa en imágenes la presentación de Dra. Lilian Calderón-Garcidueñas
  • Revisa en imágenes la presentación de Dra. Lilian Calderón-Garcidueñas Revisa en imágenes la presentación de Dra. Lilian Calderón-Garcidueñas
  • Revisa en imágenes la presentación de Dra. Lilian Calderón-Garcidueñas Revisa en imágenes la presentación de Dra. Lilian Calderón-Garcidueñas
  • Revisa en imágenes la presentación de Dra. Lilian Calderón-Garcidueñas Revisa en imágenes la presentación de Dra. Lilian Calderón-Garcidueñas
  • Revisa en imágenes la presentación de Dra. Lilian Calderón-Garcidueñas Revisa en imágenes la presentación de Dra. Lilian Calderón-Garcidueñas
  • Revisa en imágenes la presentación de Dra. Lilian Calderón-Garcidueñas Revisa en imágenes la presentación de Dra. Lilian Calderón-Garcidueñas
  • Revisa en imágenes la presentación de Dra. Lilian Calderón-Garcidueñas Revisa en imágenes la presentación de Dra. Lilian Calderón-Garcidueñas
  • Revisa en imágenes la presentación de Dra. Lilian Calderón-Garcidueñas Revisa en imágenes la presentación de Dra. Lilian Calderón-Garcidueñas