U. Andrés Bello gana fondo del MIT para proyecto sobre logística humanitaria en desastres

Escrito por mjorda

5 enero, 2012

El proyecto, postulado al programa MISTI-Chile, pretende evaluar las tecnologías de comunicación más adecuadas para enfrentar una catástrofe natural.

La historia reciente ha mostrado que el uso de tecnologías de información para enfrentar un desastre natural puede generar un impacto importante en el tiempo de respuesta, disminuyendo el sufrimiento y la pérdida de vidas humanas. Actualmente, en Chile, no se ha realizado una evaluación exhaustiva de las alternativas tecnológicas de información más apropiadas para apoyar las operaciones de rescate y ayuda humanitaria en el contexto nacional.

El proyecto “Information Technologies for Supporting Disaster Relief Operations in Chile”, liderado por Andrés Bronfman y Raquel Jiménez, investigadores del Departamento de Ciencias de la Ingeniería de la U. Andrés Bello, nace para dar respuesta a estas necesidades, y tiene como objetivo explorar diferentes alternativas tecnológicas para la captura y gestión de la información, con el fin de mejorar la cadena de suministro humanitaria para dar respuesta a desastres.

Se trata de un proyecto de investigación inédito en Chile y que recibió el respaldo del Massachusetts Institute of Technology (MIT), el cual le entregó US$30 mil de financiamiento mediante el Proyecto MISTI (MIT International Science and Technology Initiatives).

El proyecto

La iniciativa incluye la evaluación de tecnologías para el levantamiento, captura y gestión de la información frente a desastres naturales como terremotos, aluviones u otros eventos que pongan en riesgo a la población, e impliquen una interrupción de los servicios básicos y una situación de desinformación generalizada en la población. El proyecto cuenta con el apoyo de la Oficina Nacional de Emergencias (ONEMI) del Ministerio del Interior del Gobierno de Chile, que ha tenido una activa participación, tanto en el desarrollo de esta propuesta, como en la generación de nuevas iniciativas.

Según Andrés Bronfman, contar con las tecnologías adecuadas en Chile permitirá mejorar la comunicación y coordinación entre todos los actores que participan en emergencias,  logrando así que la población afectada cuente, en el menor tiempo posible, con la ayuda necesaria.  “Con esto, se trata de minimizar el sufrimiento y la pérdida de vidas humanas”, explica el académico.

El proyecto financiado por el MIT se extenderá por un periodo de un año y ocho meses, pero sus gestores tienen proyecciones más amplias: “Nuestro objetivo convertirnos referentes a nivel regional en materia de logística humanitaria, siendo este proyecto el inicio del largo camino que, junto a ONEMI,  queda por recorrer”.