Ciencia y Tecnología

El Mercurio abordó las oportunidades y proyecciones de la “Formación geológica Toqui” -el sitio donde fue descubierto el Chilesaurus-, tanto para los avances en el conocimiento científico como para el turismo, la divulgación de la ciencia y la vinculación con el medio. Sobre ello se refiere el Dr. Manuel Suárez, director de Geología UNAB.

Escrito por

Diego Suárez, hijo de Manuel Suárez, director de Geología UNAB, tenía sólo siete años cuando encontró los huesos del Chilesaurus diegosuarezi durante una de las tantas expediciones de sus padres. Este descubrimiento sin precedentes abrió la puerta al estudio de estos fósiles y el posterior hallazgo de restos de otros dinosaurios y distintas especies en la zona, como mamíferos, tortugas, entre otros. Este yacimiento, conocido como Formación geológica Toqui, es un verdadero “parque jurásico” y se ha constituido como una fuente de nuevo conocimiento, a la vez que presenta distintas oportunidades de divulgación científica, vinculación con el medio y desarrollo turístico en la Patagonia aysenina.

Dos hitos recientes se suman a esta historia: la inauguración de una muestra de dinosaurios en el Museo Nacional de Historia Natural (que incluye al Chilesaurus), y el Record Guinness obtenido por Diego al ser la persona más joven en descubrir un fósil de una nueva especie de dinosaurio.

Revisa a continuación la nota de El Mercurio sobre este “parque jurásico” y el trabajo que allí realiza el Dr. Suárez junto a otros geólogos. Su versión online se encuentra en este enlace.

Noticias relacionadas

Share This