Ciencia y Tecnología

La Universidad de Chile cede el uso académico de dos licencias de software de última línea en Planificación Minera; un importante beneficio para nuestros estudiantes que refleja el nuevo enfoque que ha tomado esta carrera en la UNAB.

Escrito por

 

Recientemente la Universidad Andrés Bello suscribió un nuevo vínculo de colaboración interinstitucional; específicamente, un acuerdo de transferencia tecnológica entre el Advanced Mining Technology Center (AMTC) de la Universidad de Chile y el Departamento de Ingeniería Civil de Minas de nuestra casa de estudios. El convenio concretado permite a la UNAB la utilización de los programas computacionales “DOPPLER” y “UDESS 2.0”, de los cuales la UCh, como entidad titular, otorga licencias de uso académico para fines de enseñanza y/o investigación.

El profesor Fernando Acosta, director de Ingeniería en Minas, valoró la entrega de 30 copias de cada software señalando que se trata de un hecho inédito. “Es la primera transferencia tecnológica que realiza el AMTC a alguna universidad o empresa, y por el lado de la Universidad Andrés Bello, es el primer ejemplo concreto de la alta valorización que tiene hoy la docencia de ingeniería de minas y el enfoque que hoy le estamos dando a la carrera. Esto es particularmente motivador considerando que recién el año pasado se tituló nuestra primera generación”, indicó.

Por otra parte, destacó el hecho de que la Universidad cuente desde ahora con este acceso a las tecnologías y metodologías de punta en Planificación Minera, tanto Subterránea como a Rajo Abierto. “Si bien su nivel investigación es de cerca de una década a nivel mundial, sólo durante los últimos tres años la industria la ha estado implementando, obteniendo mejoras sustanciales en sus procesos de planificación”. Esto permite a la carrera de Ingeniería en Minas UNAB ubicarse a la vanguardia no sólo en el aprendizaje de este conocimiento, sino que también en su uso práctico.

En este sentido, el académico sostiene que la formación de profesionales capacitados en materias tecnológicas propias de la industria minera es algo necesario en la actualidad. Dicha formación requiere de una red activa, más allá de la acción individual, donde distintos perfiles se complementen y trabajen en conjunto.

“Bajo este contexto, los acuerdos que como carrera de Ingeniería de Minas podamos hacer con la institución líder en minería en Chile, y una de las más reconocidas a nivel internacional, nos permiten avanzar en la construcción de conocimiento con los estudiantes, a la vez que lograr una mayor vinculación con el medio; una de las principales tareas en que como Facultad y como Carrera hemos trabajado fuertemente este año. Esto, con la idea de que nuestra carrera logre posicionarse como un centro de formación líder en áreas clave para la minería”, concluye Acosta.

 

Noticias relacionadas

Share This