Ciencia y Tecnología

Manuel Gutiérrez y Felipe Orellana son parte de la primera generación de titulados de Ingeniería Civil en Minas UNAB. Este segundo semestre regresan a la Universidad, esta vez como docentes de la asignatura de Geomecánica, área en la que se han desarrollado profesionalmente con gran éxito.

Escrito por

A partir del segundo semestre 2018, dos exalumnos de Ingeniería Civil en Minas de la Universidad Andrés Bello comenzarán a dictar clases en dicha carrera. Se trata de Felipe Orellana y Manuel Gutiérrez, ambos pertenecientes a la primera generación de Ingenieros en Minas de nuestra casa de estudios, quienes se incorporarán como docentes del curso de Geomecánica en el campus República.

Actualmente, ambos profesionales se desempeñan como ingenieros en Itasca, compañía que proporciona servicios de geomecánica aplicada e hidrogeología, principalmente a clientes de la industria minera y empresas de ingeniería de proyectos.

De acuerdo al profesor Fernando Acosta, director de esta carrera en Santiago, se trata de un hito relevante tanto para la Universidad como para la Facultad de Ingeniería, “ya que uno de los aspectos centrales de la gestión de la carrera ha sido fortalecer la vinculación con el medio y lograr acuerdos con distintas instituciones, entre ellas Itasca, una empresa de primer nivel donde Felipe y Manuel están representando muy bien a la Universidad”.

Por otro lado, al ser una carrera muy joven, se han enfocado en fortalecer vínculos con instituciones como la Universidad de Chile y organismos como la Comisión Chilena del Cobre (COCHILCO). “A medida que más profesionales de UNAB ingresen al mercado, es vital mantener este tipo de lazos”, señala.

“El hecho de que asuman la responsabilidad de formar a los futuros ingenieros de minas es una muestra de que nosotros creemos en los profesionales que se forman en esta Universidad. Así se van generando redes de contacto entre alumnos y ex alumnos, a la vez que aumentan las posibilidades de empleabilidad de nuestros estudiantes a mediano plazo. Como Dirección de Carrera estamos convencidos de que ésta es la forma de ir construyendo, tanto dentro como fuera de las salas de clases, el sello de Ingeniería de Minas UNAB”, concluye Fernando Acosta.

Interés por la docencia

Felipe Orellana, cuyo interés por la docencia se originó realizando ayudantías, señala que su motivación para integrar el equipo de trabajo UNAB radica en “poder vincular todo lo aprendido en la industria y aportar desde la docencia al continuo desarrollo de profesionales de la carrera Ingeniería Civil en Minas”.

“Esta oportunidad es principalmente vocacional, y mi principal objetivo es la mejora continua del proceso de enseñanza-aprendizaje, apoyar a los alumnos en su desarrollo académico y vincularlos con la industria”, sostiene.

Por su parte, Manuel Gutiérrez califica como “un honor” regresar a la Universidad como profesor de Geomecánica, asignatura en la que también se desempeñó como ayudante.

“Por lo mismo quise desarrollar mi carrera en esta área, en la empresa consultora Itasca, donde he obtenido mucha experiencia en distintos proyectos. Me gustaría transmitir a los estudiantes y futuros colegas esta experiencia y lo que he aprendido para que estén bien preparados para desarrollarse en esta área”, indica el nuevo docente.

Noticias relacionadas

Share This