U. Andrés Bello se potencia como campus de investigación sustentable

Escrito por mjorda

22 diciembre, 2010

Las primeras encuestas nacionales sobre medioambiente, la firma de un protocolo de campus verde, una hazaña a la Antártica para constatar los estragos del calentamiento global, la instalación de cargadores de energía solar para celulares y Laptop y diversos estudios sobre la biodiversidad chilena, son algunos de los “eco hitos” 2010 de nuestra casa de estudios.

Sustentabilidad, medioambiente y biodiversidad son las palabras ejes de todo el trabajo “verde” que la Facultad de Ecología y Recursos Naturales realizaron este año, con el propósito de disminuir los daños ambientales y mejorar la calidad de vida de la sociedad con una perspectiva social, política y económica a través de diversas iniciativas y estudios.

El compromiso es tal, que la UNAB firmó el protocolo de campus sustentable, un acuerdo sin precedentes en la educación superior, que establece generar iniciativas que aporten desde lo académico, a un desarrollo país vinculado con la sustentabilidad. Y en esta línea son varias las acciones que corroboran la preocupación de La U. Andrés Bello por el cuidado del medioambiente.

Desde el 2010 la UNAB cuenta con el Centro de Investigación para la Sustentabilidad, que reúne a destacados científicos que, comprometidos con esta propuesta vanguardista de desarrollo, están realizando innovadoras iniciativas que configuran un nuevo panorama medioambiental para Chile.

Marcelo Mena, director del Centro de Sustentabilidad de la UNAB en conjunto con la Dirección Meterológica de Chile, por ejemplo, instalaron un instrumento que mide la polución de Santiago en el Edificio Titanium. El sistema denominado LIDAR evalúa la atmósfera y determina la cantidad de material particulado. Esta información es clave para generar un mapa de la contaminación en Santiago.

Investigación en biodiversidad

El 2010, además, se dieron conocer las tendencias, percepciones y hábitos verdes de los chilenos a través de la primera encuesta nacional de medioambiente realizada por la UNAB y el Centro de Estudios Opina. En tanto, el segundo estudio evaluó percepción y actitudes hacia el medioambiente. En ambos sondeos, se muestra una alta preocupación por la problemática y disposición a usar productos amigables con el entorno.

La Universidad Andrés Bello, trabajo también este año en generar información valiosa de especies en peligro de extinción. Tal es el caso del chungungo, uno de los dos mamíferos que existen en el mundo adaptados 100% a la vida marina. Hoy están en peligro de extinción y su hábitat reducido principalmente al litoral rocoso del norte de Chile. Un estudio realizado por Gonzalo Medina, director del programa de Doctorado en Medicina de la Conservación, indica que el aumento de temperatura y contaminación de las aguas podría afectar seriamente su sobrevivencia. ¿Su principal enemigo? la instalación de proyectos termoeléctricos entre las zonas comprendidas entre Punta Teatinos y Punta Cachos (IV región).

El descenso de casi un 80% de los ejemplares del visón (especie invasora) en Isla Magdalena, la segunda más grande de Chile, da luces de una posible solución natural para hacer frente a la continua expansión y daño ambiental que causa este pequeño mamífero carnívoro en nuestro territorio. De acuerdo al estudio que realiza el académico UNAB Gonzalo Medina, el huillín (mamífero nativo chileno y también en un estado vulnerable de existencia) podría ser un potencial controlador natural de la plaga de visón.

Soluciones verdes

El médico veterinario de la U. Andrés Bello Claudio Soto, por su parte, estudió en 2010 la dramática disminución de las poblaciones de la ranita de Darwin. La cual podría deberse a una enfermedad causada por un hongo que ha sido el responsable de la extinción y declinación de diversas especies de sapos en otras partes del mundo como Costa Rica, Australia y España.

En otro ámbito, para constatar los estragos del calentamiento global, a 25º C bajo cero, sorteando vientos de hasta 150 km/hr, ventisqueros y enromes acantilados, Sebastián Roca -de la Escuela de Ecoturismo de la UNAB- estuvo tres meses en la Antártica, junto al experimentado andinista Cristián Donoso, quien realizó la segunda parte de un proyecto que busca demostrar y documentar el dramático ascenso de la temperatura en una de las zonas más frías del planeta.

De la mano también de la Escuela de Ecoturismo de la UNAB, la comunidad de la zona de San Pedro de Atacama está generando nuevas apuestas de turismo sustentable, entre las que se cuenta el ascenso por el lado chileno del Licancabur y la laguna Lascar. Los estudiantes de la U. Andrés Bello estuvieron en terreno capacitando a guías turísticos de la comunidad atacameña y construyeron señalética en la zona.

Finalmente y pensando en una solución energética eficiente, el Centro de Sustentabilidad de la Universidad Andrés Bello, se sumó a la iniciativa de instalar en los campus República y Casona de Las Condes, dos ecocargadores solares. Estos permiten a los usuarios recargar con energía sus aparatos móviles de manera 100% sustentable. Los dispositivos, creados por la empresa de Green Solution, están diseñados para obtener energía del sol.

Jimena Araya
jimenaaraya@unab.cl

Envía tus comentarios a abmedios@unab.cl y síguenos en el twitter @noticiasunab.