Facultad de Ecología y Recursos Naturales

El galardón que entrega la Universidad de Iowa, en Estados Unidos, recayó en el Director del Centro de Investigación para la Sustentabilidad UNAB, por su contribución al entendimiento global de la contaminación atmosférica, entre otros problemas ambientales.

Escrito por

El galardón que entrega la Universidad de Iowa, en Estados Unidos, recayó en el Director del Centro de Investigación para la Sustentabilidad UNAB, por su contribución al entendimiento global de la contaminación atmosférica, entre otros problemas ambientales.

El Old Capitol Senate Chamber, edificio construido en 1842 en el estado de Iowa, Estados Unidos, y específicamente en la cámara del Senado, fue el escenario donde el Dr. Marcelo Mena, Director del Centro de Investigación para la Sustentabilidad (CIS) de la Universidad Andrés Bello, recibió un reconocimiento internacional por su aporte mundial al entendimiento de la contaminación atmosférica. Se trata de la versión 2013 del International Impact Award., que fue entregado por la presidenta de la Universidad Iowa, Sally Mason.

La postulación del Dr. Marcelo Mena a este premio fue presentada por el Decano de la Escuela de Ingeniería de la U. de Iowa, Alec Scranton, quién lo describe como un ícono mundial en el campo académico ambiental. “Sus multifacéticos y visionarios esfuerzos para mejorar la calidad del aire y la salud pública en Chile, no empiezan ni terminan en su laboratorio, ni su investigación se aplica sólo a problemas chilenos, ya que sus las lecciones aprendidas en su país, podrían ayudar a abordar el problema de la polución en megaciudades más allá de su frontera”, destacó el académico.

Este premio, indica el Director del CIS, refuerza la labor que he tenido en la UNAB de promover la sustentabilidad y de poner énfasis tanto en los problemas ambientales y resaltarlos, como también en mostrar soluciones. De promover las ERNC y de presionar mediante columnas, entrevistas y estudios de que los problemas ambientales tienen solución. “No me cabe ninguna duda, que enfrentaremos nuestros problemas ambientales, limpiaremos el aire y el agua, no solamente para proteger el medioambiente, sino porque de paso seremos más competitivos y más saludables”, asegura el experto en sustentabilidad desde Estados Unidos.

Comunicación ambiental

De alguna manera, agrega Marcelo Mena, la Universidad de Iowa con este reconocimiento, le da valor y premia el esfuerzo que he realizado por comunicar y promover la sustentabilidad en distintos niveles en Chile. “Si miramos la trayectoria del CIS, lo central de ese trabajo ha sido levantar problemas ambientales para movilizar a las autoridades a buscar respuestas. Hemos trabajado en la contaminación intradomiciliaria y en pronóstico de calidad de aire. No es casualidad que luego de dos años trabajando con la Dirección Meteorológica de Chile tengamos el primer año sin preemergencias. Tampoco lo es que la UNAB sea la principal generadora de energía solar fotovoltaica de la zona central y que sea un referente en encuestas ambientales”, argumenta.

Marcelo Mena, integrante de la comisión ambiental de la candidata presidencial Michelle Bachelet, se convertirá en la cuarta personalidad en recibir este premio. Anteriormente fue entregado a los filántropos Richard y Mary Jo Stanley (2010); la directora de archivos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Trudy Huskamp Peterson (2011) y el co-creador del International Writing Program Hualing Nieh Engle (2012).

La Universidad de Iowa es el alma mater de Marcelo Mena. En 2003 obtuvo una maestría en ciencias con mención en Ingeniería Civil y Ambiental, mientras en 2007 alcanzó el grado de Ph.D en Ingeniería Ambiental con la tesis “Mejorías al pronóstico de calidad de aire mediante análisis sistemático de sesgo en un contexto tridimensional”, dirigida por el Dr. Gregory Carmichael. Su trayectoria académica ha estado orientada por la investigación sobre la calidad del aire en las ciudades de Chile y el desarrollo de alternativas para afrontar este complejo problema, como el modelo de pronóstico de calidad del aire desarrollado por la U. Andrés Bello en conjunto con la U. de Iowa y la U. de Chile.

Por Débora Gutiérrez A
dgutierrez@unab.cl

Noticias relacionadas

Share This