Ciencia y Tecnología

La profesora Patricia Tissera recibió una designación honorífica por parte del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina, el cual reconoce su trayectoria y los vínculos científicos y docentes que ha establecido con dicho país.

Escrito por

Movida por el fuerte desarrollo de la Astronomía en Chile y el motivador ambiente de la investigación en esta área –además de la cercanía geográfica-, la Dra. Patricia Tissera se trasladó a nuestro país desde Argentina en 2014. Desde entonces se desempeña como Profesora Titular del Departamento de Ciencias Físicas de la Universidad Andrés Bello (UNAB), liderando la línea de investigación sobre modelos y simulaciones de formación de galaxias.

Su trayectoria se ha visto marcada por numerosos logros y reconocimientos, entre ellos, el Premio Scopus para Jóvenes Científicos (2007), el Premio Houssey en Ciencias Naturales y Exactas (2007) y el Premio L’Oreal-UNESCO-Conicet para la Mujer en Ciencia (2010). Continuando con esta destacada senda, su más reciente distinción corresponde a una designación honorífica como “investigadora correspondiente” del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) de Argentina.

Dicha designación se otorga a investigadores de reconocido prestigio y con destacadas contribuciones a la ciencia y la tecnología, creando un vínculo con la entidad estatal argentina que se da en forma paralela al trabajo que el investigador o investigadora desarrolle en su respectiva institución. El objetivo tras esto es promover la cooperación científica dentro y fuera de Argentina, con aquellos científicos destacados que no sean parte del plantel de investigadores de CONICET.

Para la profesora Tissera, quien formaba parte de dicho plantel antes de trasladarse a Chile, este cargo honorífico facilita su participación en proyectos de investigación conjuntos, dirigir tesis doctorales, entre otras colaboraciones. “Esto es muy importante, porque yo tenía un grupo de trabajo allá y esto me permite mantener los lazos, crecer de manera más fluida con ellos y apoyar la fuerte relación en investigación en astronomía que existe entre ambos países”, señala.

Por otro lado, explica que este vínculo también permitirá dar una mayor exposición a la UNAB dentro del sistema científico argentino, lo que puede traducirse, por ejemplo, en la llegada de más estudiantes al Doctorado en Astrofísica que imparte nuestra casa de estudios.

“(Esta designación) me parece muy importante y me da mucha alegría que CONICET me reconozca de esta forma, incorporándome dentro de su sistema. Es la institución que me permitió desarrollarme científicamente y le debo mucho. De esta manera puedo continuar en contacto con ellos de manera fluida, devolver lo que el país invirtió en mí y a la vez contribuir al crecimiento de la Astronomía en la UNAB y en Chile”, concluye la investigadora.

 

Noticias relacionadas

Share This