Ciencia y Tecnología

La meticulosa información e ilustración de especies de algas contenidas en esta obra, desarrollada por académicos de la Universidad Andrés Bello, la convierten en una valiosa y requerida herramienta de consulta para profesionales del área marina, pescadores, estudiantes, entre otros.

Escrito por

El auditorio del campus República fue escenario del lanzamiento del libro “Flora marina bentónica de Quintay”, creado por los académicos e investigadores María Eliana Ramírez, Loretto Contreras, Ana María Mora y Cristián Bulboa. La obra, desarrollada junto a RIL editores, corresponde a un laborioso registro ilustrado de la diversidad de macroalgas presentes en la zona costera de Quintay, en la Región de Valparaíso, abordando su descripción, hábitat, localidad tipo y distribución geográfica.

Así, este libro recoge el importante rol que cumple la flora ecológica en las cadenas tróficas y los ecosistemas que habitan, a través de la descripción detallada y rigurosa de las especies y agrupaciones correspondientes a algas rojas, verdes y pardas. El texto es concebido como una herramienta de ayuda para profesionales del área marina, pescadores artesanales, estudiantes y la comunidad local, con el objeto de facilitar la identificación de las especies más representativas de este balneario icónico del litoral central de nuestro país.

En este evento estuvo presente el Dr. Alfredo Molina, Decano de la Facultad de Ciencias de la Vida de nuestra casa de estudios, quien subrayó el valor de este libro para la labor docente. “Estoy convencido de que este libro se va a transformar en un libro de texto obligatorio en la formación de estudiantes asociados a la ciencias del mar en las universidades chilenas”, señaló.

La presentación del libro estuvo en manos del Dr. Juan Correa, Decano de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Católica de Chile, destacándolo como un aporte invaluable, sobre todo para las labores docentes en esta área científica.

“Los autores han hecho un trabajo de excepción, logrando combinar magistralmente la belleza de las imágenes con la claridad y rigurosidad científica del mensaje que se desea entregar“, manifestó, describiéndolo asimismo como un trabajo exhaustivo y actualizado, marcado por el “deleite visual” que brindan las imágenes.

La actividad también contó con la presencia del Presidente del Senado, Senador Carlos Montes, quien subrayó la importancia de este lanzamiento, entre otros aspectos, para el desarrollo de la zona. “Me parece muy valioso; es muy significativo que un equipo profesional como éste realice este tipo de estudios, dedicados a los alumnos y al resto de los docentes”, sostuvo.

Un proyecto que nace en terreno

El libro “Flora marina bentónica de Quintay” viene a llenar un vacío en cuanto a textos de consulta sobre algas chilenas del litoral central. Su autora principal, la profesora María Eliana Ramírez, se refiere a él como el resultado de un trabajo en equipo que movilizó a un gran número de estudiantes y colaboradores, unidos bajo un proyecto gestado desde la década de 1990, durante los terrenos realizados en la zona.

“Desde las primeras exploraciones al litoral de la bahía de Quintay, tanto alumnos como profesores nos sentimos maravillados e impactados por la diversidad de macroalgas presentes en cada roquerío de esta escarpada costa. Este acopio de información, junto al descubrimiento de entidades no encontradas anteriormente, permitió perfilar esta idea”, señala.

Dado el dinamismo de la ciencia taxonómica, hacer este registro no fue tarea fácil. Para conseguirlo se utilizaron tanto herramientas clásicas como técnicas de vanguardia, aunando esfuerzos y capacidades para poner esta publicación a disposición de un público diverso. Su objetivo, dice la profesora Ramírez, es conocer y valorar la importancia ecológica de las macroalgas como componentes claves en los ecosistemas marinos costeros. “Las algas constituyen la base de las tareas tróficas en los ambientes que habitan, de tal forma que cualquier factor que las afecte es transmitido al resto de la cadena”, explica.

Junto con ello, se busca dar cuenta de un patrimonio natural único, caracterizado por su alto endemismo. Así, en palabras de la académica, se apunta a “crear conciencia sobre la conservación y protección de esta biodiversidad, clave para tener un planeta sano y sostenible, como también contribuir a hacer propio lo nuestro, nuestra naturaleza, ya que las algas son parte de nuestra identidad nacional”.

Para su publicación, este libro contó con el financiamiento del comité editorial de la U. Andrés Bello, el Centro de Ecología Aplicada y Sustentabilidad (CAPES) de la Universidad Católica de Chile, y aportes del programa Fondecyt.

Senador Carlos Montes junto a los autores: María Eliana Ramírez, Ana María Mora, Loretto Contreras y Cristián Bulboa.

 

Noticias relacionadas

Share This