Ciencia y Tecnología

En una charla realizada en el Zoológico Nacional, centrada en la salud y conservación de los pingüinos de Humboldt y Magallánicos, Nicole Sallaberry -académica de la Escuela Veterinaria UNAB- se refirió también a la urgencia de mayor educación ambiental y al rol de los investigadores en la difusión científica.

Escrito por

Como parte de las actividades en torno al Día Mundial del Pingüino del Zoológico Nacional, la académica e investigadora UNAB Nicole Sallaberry ofreció una charla pública en el auditorio del recinto en la que abordó el estado de salud de los pingüinos de Humboldt y Magallánicos, sus principales amenazas e implicancias para la conservación de estas especies.

Sallaberry, quien es la actual directora de la Unidad de Rehabilitación de Fauna Silvestre (UFAS) UNAB-Buin Zoo, se ha especializado en medicina de la fauna silvestre y genética de la conservación. Para ella, esta charla fue también una oportunidad de regresar a su “primera casa de estudios”, ya que en el Zoológico trabajó como voluntaria durante cuatro años en los inicios de su carrera.

Los pingüinos de Humboldt, que viven a lo largo de la corriente homónima, y los pingüinos Magallánicos, que se encuentran en las costas e islas de la Patagonia chilena y argentina, pertenecen al género spheniscus. Según indicó la expositora, en nuestro país ambos se encuentran en estado “vulnerable” o en “preocupación menor”, debido en parte a enfermedades infecciosas emergentes como la psitacosis, malaria, aspergilosis, entre otras, causadas tanto por factores antropogénicos como naturales.

Desafíos y temas por resolver

La profesora Salleberry señaló la dificultad para evaluar la presencia de estas enfermedades en animales silvestres, dada la escasez de estudios al respecto. En este sentido, compartió su experiencia en un estudio reciente que tomó muestras de ambas especies en todo el territorio silvestre para analizar la prevalencia de malaria. Luego de los correspondientes pesajes, mediciones y tomas de muestra de 580 pingüinos de Humboldt y 360 Magallánicos, se descubrió baja presencia de la enfermedad, a diferencia de otras aves de la zona y de los pingüinos en cautiverio.

Así, en esta área de estudio aún falta por resolver temas como la gran diferencia entre la mortalidad a causa de estas enfermedades en animales en cautiverio versus individuos silvestres, así como un mayor análisis de problemas como la contaminación acústica causada por la extracción de guano, entre otras aristas.

No obstante, la académica apuntó hacia otras amenazas como asuntos de mayor urgencia y necesidad de recursos, como la nociva interacción de este tipo de animales con las actividades pesqueras, las especies invasoras, la perturbación humana –particularmente en zonas turísticas-, y la pérdida de hábitats en el caso de los pinguinos de Humboldt. Para los pinguinos Magallánicos, en tanto, los derrames de petróleo y la contaminación marina, el cambio climático, entre otros.

“Frente a la disminución de poblaciones que está ocurriendo a nivel mundial, el foco inmediato y más importante es educar al público en general. El ‘cambio de switch’ en la mayor cantidad de personas puede disminuir estas amenazas y salvar especies”, señaló.

El rol del docente que investiga estos temas es hacer difusión científica a personas de distintas áreas. Difundir la ciencia en general es también parte de nuestro rol haciendo vinculación con el medio”, concluye Nicole Sallaberry.

 

Noticias relacionadas

Share This