U. Andrés Bello promueve proyectos de excelencia científica

Escrito por mjorda

1 abril, 2011

Los procesos que participan en la teoría de la formación galáctica, el estudio de las neuronas del dolor y el diseño de materiales superconductores y de remediación, son las tres investigaciones ganadoras de los Núcleos UNAB 2011.

Conformar equipos de trabajo multidisciplinario y excelencia científica es el principal objetivo de los proyectos Núcleo UNAB 2011 que benefician a académicos de la U. Andrés Bello que investigan en diversos ámbitos de las ciencias. Este año tres propuestas resultaron elegidas entre las 12 que postularon. 

Los Núcleos UNAB son un instrumento de financiamiento interno que entrega la Vicerrectoría de Investigación y Doctorado de la U. Andrés Bello. Los fondos están dirigidos a profesores regulares. Los proyectos cuentan con un financiamiento de hasta $36 millones con un límite de tres años de duración.

Entre los proyectos que fueron seleccionados está el del astrónomo Matías Gómez, de la Facultad de Ingeniería, quien investigará junto a Isabelle Gavinaund y Patricia Arévalo, sobre agujeros negros y cúmulos globulares. De acuerdo a lo que explica el académico, “se trata de una iniciativa que estudia la relación de las masas de los cúmulos globulares (que rodean la galaxia) con los agujeros negros (que se ubican en el centro de la galaxia)”. El experto agrega que la investigación de estos mecanismos de evolución permitirá entre otras cosas aportar datos relevantes para la teoría de formación galáctica.

Sensores foto luminiscentes

En tanto, María Luisa Valenzuela, académica del Departamento de Ciencias Químicas de la Facultad de Ecología y Recursos Naturales, diseñará nuevos materiales con propiedades foto luminiscentes (absorben la luz) y de remediación, usando clúster de metales estratégicos chilenos.

“El propósito de este proyecto es trabajar con polímeros funcionales y minerales derivados del cobre como renio y molibdeno, para luego coordinarlos y de esta forma generar un nuevo material con propiedades determinadas y que podrían servir para múltiples aplicaciones tecnológicas como sensores foto luminiscentes o como por ejemplo descontaminar relaves”, explica la académica, quien investigará junto a Desmond Mac Leod, William Tiznado, Ramiro Arratia, Nancy Pizarro y Carlos Escobar.

Otro de los proyectos ganadores es del doctor Martín Montecino, director del Centro de Investigaciones Biomédicas de la Facultad de Ciencias Biológicas, el cual estudiará los mecanismos moleculares de la regulación de la expresión de nociceptores, proteínas localizadas en terminaciones nerviosas especializadas en la recepción del dolor.

El doctor Montecinos explica que “este proyecto permitirá avanzar en la consolidación de un grupo de investigación en biomedicina, que también incluye a los doctores Brigitte van Zundert y Jimmy Stehberg. El estudio busca desarrollar modelos in vitro e in vivo que permitan definir posibles nuevos blancos terapéuticos para el tratamiento del dolor crónico”.