Facultad de Ciencias Exactas recupera valioso equipamiento perdido tras incendio

Escrito por María José Marconi

13 diciembre, 2016

El PPMS, equipo único en el país, fue recientemente instalado en dependencias de la Facultad, afectada gravemente por un incendio ocurrido a principios de este año.

incendio 1La madrugada del domingo 24 de enero pasado significó una dura prueba para los académicos, estudiantes y colaboradores que operan en la Facultad de Ciencias Exactas, cuando un intenso incendio afectó gran parte de sus dependencias en Sede República. Si bien –afortunadamente- los daños sólo fueron materiales, en el interior de los edificios hubo pérdida total de instalaciones y equipamiento.

En particular, el siniestro afectó las oficinas de post-doctorado del Departamento de Química, Física y Matemática, el decanato y sala de profesores. También oficinas administrativas, entre ellas las del segmento vespertino de la Facultad de Educación.

Los destrozos fueron aún más dolorosos al considerar el carácter de Monumento Nacional de los edificios, tal como señalaba la correspondiente declaración oficial. Dicho mensaje además incluyó un llamado a la calma: “La Universidad tiene la capacidad operativa para evitar que este incendio focalizado afecte su normal funcionamiento. Tengan la tranquilidad que la UNAB tomará todas las acciones necesarias para normalizar a la brevedad las actividades.”

Menos de un año después esta declaración de intenciones se ve concretada en el estado actual de la Facultad; completamente operativa, con nuevas dependencias, en el mismo barrio República y con todos los equipamientos adquiridos nuevamente.

Valioso equipamiento recuperado

equipo“En particular es importante destacar la restitución de un equipamiento de última generación para determinaciones de propiedades magnéticas, eléctricas, y fisicoquímicas (PPMS), que es único en el país y que requiere de una delicada y compleja instalación”, señala Pierre-Paul Romagnoli, Decano de la Facultad de Ciencias Exactas. El Dr. Romagnoli destaca además que dicho equipamiento fue originalmente adquirido gracias a la adjudicación del Programa FONDEQUIP a la propuesta presentada por la Dra. Verónica Paredes, que fue la primera otorgada a una institución privada no tradicional.

Asimismo, el Decano destacó la resiliencia y efectividad demostradas en la rápida recuperación de las instalaciones y equipamiento, pues “no son muchas las universidades que han sufrido tragedias similares que pueden mostrar una capacidad similar.”