Estudiantes UNAB integran proyectos ganadores de concurso de innovación del Laboratorio de Gobierno

Escrito por María José Marconi

13 abril, 2017

Los proyectos “LifeTrack” y “Ciprés” alcanzaron el 1er y 2do lugar del concurso AULAB Turismo. En ellos participaron estudiantes UNAB de Ecoturismo y Diseño de Productos, como también docentes de Campus Creativo.

aulab dest

Este miércoles 12 de abril fueron anunciados los resultados finales del segundo concurso AULAB, iniciativa impulsada desde el Laboratorio de Gobierno que busca conectar el conocimiento y las ideas generadas en el mundo académico con las decisiones estratégicas y las proyecciones del país. Esta segunda edición de la convocatoria estuvo enfocada en la generación de soluciones para desafíos ligados al turismo en Chile, es decir, ideas innovadoras que impulsen el desarrollo sustentable de esta actividad económica fértil, multisectorial y estratégica.

lifetrackEl concurso, realizado en alianza con la Subsecretaría de Turismo y el Servicio Nacional de Turismo (SERNATUR), estuvo dirigido a equipos de alumnos y profesores de educación superior. Así, luego de arduas etapas de preselección e intensos meses de trabajo, los ganadores fueron LifeTrack (1er lugar), Ciprés (2do lugar) e Inclub (3er lugar), con los dos primeros proyectos integrados por estudiantes y docentes de la Universidad Andrés Bello (UNAB).

La convocatoria recibió inicialmente 225 proyectos postulados, de los cuales 60 pasaron a la siguiente ronda; un “Campamento de Ideas” en Picarquín donde maduraron las ideas y se desarrollaron prototipos para ser presentados frente a un jurado experto a través de un pitch de tres minutos. Posteriormente, los 15 proyectos mejor evaluados pasaron a la fase de “Residencia”, consistente en la adjudicación de un subsidio de 3 millones de pesos para la implementación de un plan de desarrollo del prototipo durante enero pasado.

Posteriormente, los 15 prototipos pasaron por una última etapa de evaluación para finalmente asistir a la premiación realizada en el patio de Las Camelias en el Palacio de La Moneda, a la que asistió la Presidenta Michelle Bachelet, el Ministro Luis Felipe Céspedes y la Subsecretaría Javiera Montes. Los tres proyectos ganadores fueron premiados con un aporte financiero de 40 millones de pesos para la implementación real del piloto con el apoyo de la Subsecretaría de Turismo y SERNATUR.

“LifeTrack”

lifetrack 3El proyecto LifeTrack, primer lugar de AULAB Turismo, consistió en el desarrollo de una pulsera para la georreferenciación de visitantes en áreas protegidas, que será implementada en tres Áreas Silvestres Protegidas (ASP) de la Zona Central. El equipo, un grupo multidisciplinario, está compuesto por Cristián González, diseñador estratégico y docente de Campus Creativo; Alicia Fernández, estudiante de último año de Ecoturismo de la UNAB; Rodrigo Blanch, Ingeniero Civil Eléctrico de la Universidad de Chile, y Meghan Rebajille, Diseñadora Gráfica de la Universidad Diego Portales.

lifetrack 2Es una satisfacción tremenda saber que todo nuestro esfuerzo rendido durante el período de Residencia en el Laboratorio de Gobierno haya dado frutos, nos esforzamos y concentramos todas nuestras energías en validar nuestras teorías por lo que me parece increíble poder finalmente plasmarlo“, señaló Alicia Fernández. “Estamos bastante agradecidos de todo el apoyo, de todas las personas que nos facilitaron el camino hacia nuestras ideas y prototipado sabiendo que no es un proceso simple; nos enfrentamos a una serie de proyectos muy buenos, innovadores, y con ideas de mucho impacto.”

Sobre los planes a corto plazo, Alicia comenta que en los próximos meses el equipo buscará desarrollar el dispositivo en conjunto con el FABLAB de la Universidad de Chile para producir 50 pulseras que se pondrán a prueba en el Parque Nacional La Campana, con el objetivo de poder cuantificar en terreno el aporte del proyecto a la industria del turismo.

Por su parte, la Directora de la Escuela de Ecoturismo, Daniela Bravo, destacó la motivación de los alumnos de Ecoturismo de las tres sedes de UNAB que participaron en la convocatoria. Con respecto al triunfo de LifeTrack, subraya la rigurosidad y capacidad de organización que les permitió a los estudiantes cumplir con sus actividades académicas normales, además de las propias del proyecto.

“Este premio reconoce su esfuerzo y el sacrificio de su tiempo libre por el proyecto, cuya realización les entregó a cambio una experiencia única de aprendizaje, vinculación con organizamos que están a cargo de las ASP y el turismo, potenciando sus capacidades profesionales y de emprendimiento”, señaló la Directora.

Visita este enlace para conocer más sobre LifeTrack.

“CIPRÉS”

ciprés int 3El proyecto “Ciprés” fue creado por un equipo multidisciplinario integrado por Hernán Serrano -tutor del proyecto- y René Perea, ambos diseñadores industriales y docentes de Campus Creativo. Junto a ellos Diego Lepian, alumno recién titulado de Diseño de Productos; Max Heiremans, alumno de turismo de la Universidad San Sebastián, y Carola Sánchez, alumna de ingeniería de la Universidad de Chile.

“Ciprés” recoge la tradición náutica de Chiloé, relevando la construcción en madera endémica del clásico “chalupón” a vela y el arte de la navegación por sus canales, antigua tradición que corre peligro de desaparecer. Así, el proyecto propone el diseño de una experiencia en tres magnitudes distintas: Navegación para el turista esporádico, visitas a los astilleros de ribera transformados en museos temáticos, y convivencia directa con los carpinteros para aprender el oficio. Todo esto enmarcado en los inigualables paisajes del archipiélago.

“La participación en Proyectos AULAB es un escenario de innovación donde el proceso creativo da inicio a una larga lista de variables a estudiar, las cuales dan sentido a esta idea. Para alumnos y profesores es muy importante el haber participado en un contexto de alto nivel, con otras universidades y otros proyectos muy interesantes. Junto a variados equipos y de manera multidisciplinar, co-diseñamos y nos relacionamos con mesas de trabajo formadas por expertos, donde en cada una de ellas se corregían y evaluaban los proyectos”, sostiene Hernán Perea.

Con respecto a haber estado entre los tres ganadores, el académico destaca la posibilidad real de desarrollar el proyecto CIPRÉS, iniciativa que requiere involucrar a distintos actores, tales como estudiantes y profesores de la educación superior, funcionarios públicos, líderes de opinión y comunidades locales. “Esto nos sitúa como actores ante un modelo de co-creación de Políticas Públicas”, concluye.

Visita este enlace para conocer más sobre CIPRÉS.