Ciencia y Tecnología

Los alumnos marcan un hito para las carreras del ámbito de la computación en la UNAB, ya que por primera vez en tres años de participación logran situarse dentro de los mejores equipos del país.

Escrito por

informática 1

En el marco de las Jornadas Chilenas de Computación, realizadas en Talca entre el 7 y 14 de noviembre pasado, un grupo de alumnos de Ingeniería Civil Informática participaron en el Campeonato Nacional de Programación de la International Collegiate Programming Contest, obteniendo el quinto lugar de la competencia.

En este contexto, el director de Ingeniería Civil Informática UNAB, Dr. Carlos Gómez-Pantoja, destacó la participación de los alumnos, agregando que “se trata de un evento de fama mundial y en él participan año a año los mejores equipos en programación de Chile”.

De la misma forma, el Dr. Gómez- Pantoja declaró que “con este logro nuestros alumnos marcan un hito importante para las carreras afines a la computación e informática, llenan de prestigio nuestra carrera y dejan en lo alto el nombre de nuestra Universidad”.

El equipo de alumnos participantes en este torneo estuvo compuesto por Daniel Palomera, Nicolás Hormazábal, Alexander Espina y Daniel Huaiquimilla.

Experiencia enriquecedora

Daniel Palomera, alumno de Ingeniería Civil Informática UNAB explicó que esta es la tercera vez que participa en este campeonato, pero la primera que se logra estar en los primeros cinco lugares y manifestó que esta experiencia les dejó lecciones para toda la vida. “Aprendimos que la motivación y perseverancia dan frutos. Nos organizamos a principio de año para poder practicar durante todo el semestre. Todas las semanas teníamos práctica y eso fue fundamental”.

Además, Daniel subrayó que “el ambiente que se genera en una competencia como la ACM-ICPC es único. Debido a la presión que se genera, debes poner tu creatividad al límite para lograr ideas ingeniosas que permitan solucionar el problema planteado. Debes saber explicar y discutir con tus compañeros las posibles soluciones porque éste es por sobre todo un trabajo de equipo”.

Por su parte, Nicolás Hormazábal expuso que lo más importante de las tres versiones de este campeonato en las que ha participado es que “aprendimos de liderazgo y de trabajo en equipo. Habían momentos en los que sólo debías arriesgarte y confiar en el criterio de los otros sin saber si estaba bien o mal. Aprender a equivocarse para salir adelante, saber cuándo darse por vencido y cuándo perseverar y cambiar por completo la forma de pensar, han sido las lecciones más importantes”.

Finalmente, Alexander Espina relató que aún queda mucho camino por recorrer. “Nos gustaría poder levantar en la carrera un curso que potencie las habilidades que se requieren para triunfar en un campeonato de estas características. Queremos que alumnos de otras carreras se interesen por este tipo de actividades y así lograr equipos multidisciplinarios que reúnan gran cantidad de ámbitos del saber”.

Noticias relacionadas

Share This