Estudiante de Geología UNAB participa en expedición Última Patagonia 2017

Escrito por María José Marconi

10 marzo, 2017

Gonzalo Navarro, estudiante de Geología, participó en la más reciente expedición científica en zonas inexploradas del archipiélago Madre de Dios, desarrollada por Centre Terre entre enero y febrero de este año.

Durante los últimos 20 años, la asociación francesa Centre Terre ha realizado expediciones en las cuatro islas calcáreas de los archipiélagos de la Patagonia chilena. En un trabajo conjunto, espeleólogos, científicos y especialistas de diversas disciplinas aúnan sus competencias para realizar exploraciones y estudios cuyos resultados son compartidos públicamente.

Algunos descubrimientos logrados durante las siete expediciones son los glaciares de mármol, nuevas especies animales, huesos prehistóricos de ballenas, pinturas rupestres y restos arqueológico de los Kawésqar -primeros habitantes de las islas-, entre muchos otros. En su sitio oficial, la asociación manifiesta haber recorrido cada rincón del archipiélago de Madre de Dios y el de Diego de Almagro: “Hemos experimentado la dicha del descubrimiento, de la exploración pura y la satisfacción de poder compartir el fruto de nuestros trabajos con el gran público”.

Sin embargo, debido a su aislamiento, no habían logrado aún explorar la sección norte de Madre de Dios, que se mantenía prácticamente virgen. Aquel fue el foco en el que se centró la más reciente expedición en la que participó Gonzalo Navarro, estudiante recién egresado de la carrera de Geología, sede Viña del Mar. Con todos los ramos de la malla aprobados, a Gonzalo sólo le resta su trabajo de título para finalizar sus estudios de pregrado.

El futuro geólogo fue parte del experimentado equipo franco-chileno que a principios de año regresó una vez más a Madre de Dios, en un trabajo “que no solo tiene un impacto geológico si no multidisciplinar, ya que se trata de un lugar desconocido y de una belleza desbordante”, señaló.

Una experiencia única

Gonzalo postuló para ser parte de este proyecto gracias al apoyo de su compañero Diego Rojo, quien participó en la expedición a la isla Diego de Almagro en 2014. Así, apenas supo que se desarrollaría una nueva expedición este año, el estudiante sintió “el deseo inmediato de formar parte y viajar a estos hermosos parajes vírgenes, prácticamente inexplorados. Esto último viene ligado al tremendo potencial geológico que tiene la zona, entender los fenómenos y la dinámica de éste lugar único; y por supuesto, a mi espíritu aventurero que de alguna manera me llevó a estudiar Geología.”

Para Gonzalo, ser partícipe de esta expedición significó una gran experiencia para su formación profesional y personal, complementando en gran medida los conocimientos que ha adquirido como estudiante. Destaca además la oportunidad de cultivar habilidades y conocimientos de otros ámbitos científicos, debido a la convivencia durante un mes con un grupo multidisciplinario. “Para la Geología, así como para todas las disciplinas involucradas en la expedición, representa una gran ventana para empezar a conocer las características de la zona, respondiendo interrogantes y creando otras que den paso a nuevas investigaciones”, concluye.

“Me siento privilegiado de ser uno de los pocos que poseen la oportunidad de participar en la expedición. Representar a la Universidad significa dejar la marca de la institución dentro de éste proyecto tan importante para la zona y que seguramente permitirá fortalecer las relaciones con la organización (Centre-Terre) y generarla con otros organismos.”

patagonia 3

patagonia 4