Especialistas de la UNAB capacitan a funcionarios del SAG de todo el país

Escrito por María José Marconi

11 julio, 2017

Como parte de un convenio institucional, expertos de la U. Andrés Bello otorgan herramientas teóricas de epidemiología básica asociadas al quehacer diario de los funcionaros.

sag.cl

El Servicio Agrícola Ganadero (SAG) como un todo tiene a su cargo la protección y mejoramiento de la salud de animales y vegetales en cada región de Chile. Para ello, los profesionales técnicos de las distintas oficinas desplegadas a lo largo del país realizan censos o recogen muestras a diario; datos que posteriormente son utilizados para realizar estimaciones, determinar factores y detectar potenciales riesgos sanitarios.

A raíz de un reciente convenio entre el SAG y la Universidad Andrés Bello (UNAB), expertos en epidemiología de la Facultad de Ecología y Recursos Naturales se encuentran desarrollando una serie de cursos de capacitación que buscan entregar herramientas teóricas a los funcionarios del organismo estatal. A fines de junio se realizaron los primeros cursos, dirigidos precisamente a los técnicos agrícolas que trabajan visitando predios y tomando muestras en terreno. Este tipo de capacitación se realiza por primera vez en el país, siendo una iniciativa pionera en el área.

“En esta oportunidad entrenamos a 50 profesionales a través de dos cursos, con el fin de que tuviesen el entendimiento teórico de las enfermedades y darle así un mayor sentido al trabajo que hacen día a día”, dice el Dr. Fernando Mardones, epidemiólogo de la UNAB. El académico explica que para medir las enfermedades en forma correcta es esencial la toma de muestras, por lo que es necesario tener los conceptos claros de qué se está muestreando, por qué se realiza de tal o cual manera, y cómo se pueden mejorar esos procedimientos.

Relevar el trabajo diario de los profesionales técnicos

La Dra. Aiko Adell impartió conceptos de epidemiología, específicamente enfocado a pruebas diagnósticas y estrategias de muestreo, en estos primeros cursos, recogiendo también la vasta experiencia y anécdotas de los funcionarios. “Es muy bueno darles el enfoque de nuestro lado porque todo lo que ellos hacen es esencial; si hicieran mal algo simple, por ejemplo, puede significar que nosotros diseñemos un programa de prevención o de control equivocado. Entonces todos esos esfuerzos y recursos van a estar mal enfocados desde el inicio y, encima, la enfermedad se va a diseminar”, explica la Dra. Adell, destacando también la importancia de que los funcionarios sepan que su trabajo es de gran valor y forma parte de una cadena en la que ningún eslabón puede fallar.

Leonidas Toy, trabajador del SAG Araucanía en la oficina de Nueva Imperial, manifestó que el curso ha superado sus expectativas, en el sentido de que les abre la puerta a un área que les parecía desconocida. “Si bien es cierto que muchas veces en nuestra rutina diaria utilizamos este tipo de elementos, ahora los hemos conceptualizado y, efectivamente, tenemos una visión distinta. Creo que nos entrega mayores herramientas para desempeñarnos de mejor manera y tendrá un impacto positivo en nuestro trabajo diario al aumentar el conocimiento y tener mayor capacidad de análisis y de toma de decisiones más objetivas”.

Próximos cursos

“Lo que hicimos en este primer nivel fue ponernos en el lugar de los funcionarios desde la visita a un plantel animal; qué pasa si encuentro una enfermedad ahí, cómo la detecto, cómo después la mido, y cómo finalmente puedo identificar factores de riesgo”, explica el Dr. Mardones. “De esta manera, obtienen una visión panorámica de las dinámicas de las enfermedades, pero con un sentido de terreno, de lo que hacen en el día a día.”

Posterior a ello, la capacitación tendrá un segundo escalafón donde se trabajará con los veterinarios del SAG, y finalmente un último nivel de epidemiología avanzada que se dictará en la oficina central.

Imagen: www.sag.cl