Director de Geología UNAB expondrá en ciclo de charlas TEDx: “La exploración desde el fin del mundo”

Escrito por María José Marconi

28 septiembre, 2017

El evento se realizará el miércoles 4 de octubre y será abierto a todo público con previa inscripción.

manuel suarezEl programa TEDx es una iniciativa que deriva de las famosas charlas dedicadas a la difusión de ideas. Se trata de eventos locales organizados de manera autónoma, bajo un formato que brinda una experiencia similar a las TED talks, caracterizadas por reunir a algunos de los pensadores y emprendedores más destacados en sus áreas. Así, la Universidad Diego Portales organiza el ciclo “La exploración desde el fin del mundo”, en el que participará como orador el profesor Manuel Suárez, director de Geología de la Universidad Andrés Bello.

Según señala la organización del evento, una de las características de estas charlas es su breve duración que no supera los 20 minutos: “El modelo exige la atención del público por un corto periodo de tiempo en el que el orador mantiene una conexión profunda con los asistentes. La misión principal es dar a conocer ideas claras y transformadoras”.

Junto al Dr. Suárez, expondrán además Andrea Obaid, periodista, directora de Neurona Group. Editora y conductora de Tecnociencia en 13C; Beatriz Cámara, química, investigadora del Departamento de Química de la Universidad Federico Santa María; Hernán Quintana, astrónomo y profesor del Instituto de Astrofísica de la Pontifica Universidad Católica de Chile; Manuela Zoccali, astrónoma, directora del Instituto Milenio de Astrofísica (MAS); Silvana Zúñiga, artista visual; Mauricio Paredes, escritor, ingeniero Civil UC, y Roberto Nicolini, actor, director y animador chileno.

Esta nueva versión de TEDx se realizará el 4 de octubre a partir de las 16:00 horas en el auditorio de la Biblioteca Nicanor Parra de la UDP (Vergara #324). La inscripción se realiza en este enlace.

Sobre el expositor

Fuente: TEDxUDP

Manuel Suárez obtuvo su título de geólogo en la Universidad de Chile, su doctorado en la Universidad de Birmingham y posteriormente siguió cursos de especialización en sedimentología en la Universidad de Cincinnati, en EEUU. Su principal interés ha sido siempre la realización de trabajo en terreno, motivación que mantiene hasta hoy, con expediciones a lo largo de Chile, pero principalmente en la Patagonia, explorando sus cordilleras, pampas, canales, lagos y campos de hielo.

Comenzó sus investigaciones en esta parte del país el año 1969, en el Instituto de Investigaciones Geológicas, analizando la geología de los canales magallánicos en pequeñas embarcaciones (“cutter”) de 11-12 metros de eslora y botes de aluminio con motores fuera de borda. Así estudió, entre otras, la isla del Cabo de Hornos, a la que llegó en bote de aluminio y que destaca como uno de sus logros más preciados.

El conocimiento de la geología del extremo sur de América y su cercanía a los geólogos del Servicio Antártico Británico, que también estaban en la Universidad de Birmingham mientras hacia su doctorado, le permitió publicar, en 1976, la primera correlación entre la geología de esa parte de Chile con la de la Península Antártica dentro del marco de la Teoría de la Tectónica de Placas. Luego se integró al Servicio Nacional de Geología y Minería, donde continuó con sus trabajos en terreno junto con cargos directivos.

Sus más de cien publicaciones ISI incluyen varias de descubrimientos paleontológicos como los dientes del ictiosaurio triásico más antiguo de América del Sur, una espectacular colonia de fósiles de pterosaurios cretácicos en Atacama y los extintos mamíferos que hace 17 millones de años vivieron en lo que hoy es Lonquimay y Aysén.

El más reciente hallazgo en este ámbito en el que participó fue aquel de los dinosaurios encontrados en una cordillera patagónica en Aysén por su hijo Diego, cuando este tenía 7 años. El estudio de estos fósiles fue hecho en colaboración con renombrados paleontólogos argentinos, y tuvo como resultado el descubrimiento de una nueva y extraña especie del Jurásico—el Chilesaurus diegosuarezi– que vivió hace cerca de 150 millones de años , cuando América del Sur formaba parte del megacontinente de Gondwana. La publicación de este descubrimiento en la revista Nature tuvo una enorme cobertura mediática y ya hay dos hipótesis distintas para ubicar a este animal en la cadena evolutiva de los dinosaurios.