Alumnos de Biología Marina realizan pasantías en CIMARQ

Escrito por mjorda

11 agosto, 2015

pasantía 1

Entre los días 13 y 24 de julio, 23 alumnos de todos los niveles de la carrera de Biología Marina participaron en la Segunda Versión de las Pasantías de Invierno que ofrece en Centro de Investigaciones Marina Quintay (CIMARQ) de la Universidad Andrés Bello.

Las pasantías de invierno se enmarcan dentro del Programa de Investigación de Microplásticos de la Bahía Quintay y áreas adyacentes, el cual es liderado por la Dra. Klaudia Hernández, oceanógrafa del CIMARQ.

En esta oportunidad, los estudiantes tuvieron la oportunidad de participar y observar la metodología en la que se llevan a cabo las diversas  investigaciones en Ciencias del Mar que actualmente se realizan en CIMARQ.

De esta forma, los alumnos conocieron sobre disciplinas como la ecofisiología de peces intermareales, a cargo del Dr. Cristián Duarte y el Dr. José Pulgar; fisiología de macroalgas, junto al Dr. Cristián Bulboa;  evolución de chitones, bajo la conducción del Dr. Christian Ibáñez; evaluación de microplásticos, con la Dra. Klaudia Hernández; y comportamiento de peces, bajo el mando del Dr. Sebastián López.

Trabajo con expertos de reconocida trayectoria internacional

pasantía 2

De la misma forma, los futuros biólogos marinos de la UNAB tuvieron la oportunidad de trabajar con importantes investigadores de nivel mundial. Tal es el caso del Dr. Nicolás Ory, proveniente de Francia e investigador postdoctoral del Núcleo Milenio ESMOI liderado por la Universidad Católica del Norte, quien trabaja en la detección de microplásticos en aguas continentales y de islas oceánicas. Además de la Dra. Valeria Hidalgo, miembro de la Iniciativa Científicos de la Basura, dirigida por la Universidad Católica del Norte.

Finalmente, el Dr. Sebastián López, investigador de CIMARQ, celebró la gran disposición de los alumnos a participar en estas actividades y destacó que “estas son oportunidades únicas de compartir experiencias entre alumnos nuevos y antiguos, aprender en la práctica y, sobre todo, perder el miedo a la experimentación y encantarse con la aventura de la vida natural”.