Expertos discutieron sobre cómo considerar a hombres y mujeres en las políticas públicas

Escrito por mjorda

14 junio, 2010

seminario 1La Escuela de Trabajo Social de la U. Andrés Bello desarrolló el Seminario “Hombres y Mujeres ¿requieren consideraciones especiales en las políticas públicas?”, al cual asistieron el sociólogo José Olavarría y la antropóloga Sonia Montecinos, quienes analizaron cómo el Estado debe incluir en su planificación y estrategias la mirada de género. 

La forma en que se constituye una sociedad y su núcleo más importante, la familia, tiene como bases la mirada que el Estado busca imponer en sus planificaciones, medidas y estrategias, es decir, en las políticas públicas. Considerar, entonces, la relevancia del género no es un punto menor. Al contrario, la forma en que las políticas públicas la abordan, influirá directamente en las definiciones sociales que predominaran en las relaciones entre los géneros, la vida de pareja, la familia y la cotidianeidad.

Hasta hace unas décadas en Chile el Estado era un agente muy presente en todos los ámbitos. Se caracterizó por una serie de políticas públicas dirigidas a fortalecer la constitución de la familia, a través del matrimonio, como principal institución. Esto tuvo efectos a nivel de género: la vida del hombre estuvo orientada hacia lo público y la de la mujer hacia lo privado, es decir, la maternidad y lo doméstico.

Pero las transformaciones en el Estado se han traducido en una serie de cambios en el modo en que hombres y mujeres se relacionan. Para debatir sobre este tema, la Escuela de Trabajo Social de la Universidad Andrés Bello organizó el Seminario: “Hombres y Mujeres ¿requieren consideraciones especiales en las políticas públicas?”.

seminario 2Al encuentro asistieron Margarita María Errázuriz, Decana de la Facultad de Ciencias Sociales y Mahia Saracostti, Directora Escuela de Trabajo Social. Como expositores invitados destacó la participación de José Olavarría y Sonia Montesinos.

El sociólogo José Olavarría, se refirió al malestar actual de la masculinidad por la pérdida de protagonismo de los hombres dentro del núcleo familiar. “La familia, que era el dominio del hombre, pasa a ser invadido por el Estado, lo que produce una crisis en el orden original y se produce un cambio en los roles tradicionales”, indicó.

La antropóloga Sonia Montecinos, en tanto, analizó el tema desde la reflexión de la antropología de género, destacando la relevancia de los movimientos sociales que ha permitido la generación de políticas públicas desde una mirada de género. “Desde finales del siglo XIX comienza un discurso reivindicativo del malestar de las mujeres, lo que tuvo como efecto una mayor conciencia en las propias mujeres sobre sus necesidades, como igualdad en el aspecto laboral”, sostuvo. Sin embargo, aún quedan materias pendientes especialmente a nivel cultural, como mayor conciencia sobre el tema de la violencia hacia la mujer, junto a los problemas asociados la maternidad, donde existe un déficit de paternidad, aspecto en el cual el Estado debería orientar sus políticas públicas para que hombres y mujeres puedan compartir la maternidad de manera igualitaria.

Paulina Sepúlveda

paulinasepulveda@unab.cl