Escuela de Trabajo Social analizó el tratamiento de las víctimas de abuso sexual

Escrito por mjorda

26 marzo, 2012

La actividad se enmarcó en la realización del postítulo “Trabajo Social en Justicia Penal y Familia” de la U. Andrés Bello y que contó con la participación de expertos de la Fiscalía Nacional, el Sename y miembros de la  Fundación de la Confianza.

Más de 21.100 casos de delitos sexuales fueron denunciados a la Policía de Investigaciones (PDI) en el 2010. El 70% de las causas correspondieron a menores de 18 años y en un 80% el delito lo efectuó un conocido o familiar de la víctima. Con estos datos, resulta evidente que la investigación de delitos sexuales reviste complejidades distintas a otro tipo de agresiones  y, por ende, el tratamiento a las víctimas es un fenómeno que requiere una metodología y profesionales preparados.

Para tratar estos temas se llevó a cabo en la Universidad Andrés Bello el coloquio “Victimización secundaria: desafíos para la intervención”, organizado por la Escuela de Trabajo Social de la Facultad de Cs. Sociales, que contó con las exposiciones de Francisco Maffioletti de la Unidad Especializada de delitos sexuales y violentos de la Fiscalía Nacional; Soledad Latorre, de la Fundación de la Confianza y Cynthia Sanhueza, del departamento de protección de derechos del Sename.

Los expertos profundizaron en la experiencia personal de la víctima con cualquier institución del sistema que trabaje con ella tras sufrir la agresión,  entre los que destacan: la práctica policial, judicial y del servicio médico legal, donde está comprobado que experimentan tanto o mucho más daño que el abuso propiamente tal.

La victimización secundaria se define cuando las instituciones que se presumen están presenten para proteger a la víctima no la comprenden, no la escuchan, le hacen perder el tiempo e incluso las hacen sentir responsables y acusadas de favorecer la ocurrencia del delito.

“La victimización secundaria es una situación de asimetría de poder que encierra la respuesta institucional frente a una víctima de delito, en que es posible repetir una estructura similar a aquella en que ocurre el abuso”, sostuvo Soledad Latorre.

En el encuentro,  se presentaron dos experiencias innovadoras: Francisco Maffioletti de la Fiscalía Nacional presentó aspectos centrales de la Guía de Entrevista Investigativa a Víctimas de Delitos Sexuales . “En la entrevista hay que comprender la especial cosmovisión del niño y lo que quiere decir más allá de lo que necesitemos acreditar durante la investigación”, señaló el experto del Ministerio Público.

Cynthia Sanhueza del Sename, en tanto, expuso sobre los desafíos para ampliar y mejorar la cobertura e intervención en reparación de abuso sexual infantil y destacó el proyecto piloto que desarrolla el tribunal de familia de Melipilla que implementó el sistema del uso de la cámara gesell durante  la entrevista a niños. El sistema de la cámara gessell impide el contacto visual y físico durante la conversación de los peritos con el infante.

Los expositores valoraron el alcance del coloquio dado que permite visibilizar a las víctimas como actores relevantes en el escenario de los delitos, donde habitualmente se tiende a destacar la persecución policial y penal, otorgando mayor relevancia a la figura del victimario.

También se analizó la relevancia que tiene la capacitación permanente en intervención con víctimas, especialmente, los relacionados con las pericias tanto sociales, psicológicas y clínicas.

María Lorena Iriarte
mariairiarte@unab.cl