Cabritas bajan la ansiedad al que las come, pero elevan la polémica

Escrito por mjorda

21 julio, 2010

Ir al cine puede ser una experiencia poco grata por la costumbre cada vez más generalizada de comer cabritas, lo que puede molestar a quien no lo hace. Crónica con entrevista a Domingo Izquierdo psicólogo clínico, psicoanalista y acádemico de la Escuela de Psicología de la U. Andrés Bello. El Mercurio, miércoles 21 de julio 2010.