“Ansiedad y estrés”, tema desarrollado por Alumni Varinia Signorelli

Escrito por Juan Pablo Muñoz

15 junio, 2016

Varinia Signorelli, Egresada de Psicología UNAB y especialista en psicología infanto juvenil, formó el portal “Super Madre” donde desarrolla y aborda temas que afectan a todas las personas y familias. A continuación podrás revisar la nota sobre ansiedad y el estrés.

 

Uno de los temas que más nos complica en el desempeño diario es la Ansiedad. Es como si opacara cualquier tipo de actividad que realicemos, en distintos momentos de nuestra vida e independiente de qué tarea realizamos o a qué dediquemos el tiempo libre. Entonces es buena idea que, para que intentemos neutralizarla, nos acerquemos un poco a ella y sepamos ¿qué es? Y ¿qué podemos hacer contra ella?

 

Empezamos entonces definiendo a esta enemiga. Llamaremos ansiedad a una condición que nos hace sentir conmoción, intranquilidad, nerviosismo o preocupación. También podemos llamarle angustia en algunos casos, es un miedo profundo que no está ligado a algo (es decir no encontramos la razón del miedo). Ciertos montos de ansiedad son necesarios, ya que nos ayuda a preparar (a nivel de sistema nervioso) la respuesta frente a una situación potencialmente peligrosa. ¿Pero qué hacer cuando la ansiedad nos paraliza? ¿qué hacer cuando intentamos llenar el vacío de maneras poco saludables? (comprando compulsivamente, comiendo compulsivamente, etc) Una vez que la detectamos vamos a darles algunas sugerencias para lidiar con ésta:

 

1º Vamos a detenernos en lo que estamos haciendo. Respiraremos hondo y buscaremos un lugar en el que nos sintamos seguras.

 

2º Intentaremos buscar el origen de la sensación (¿en qué momento del día se generó?, ¿qué estaba haciendo o pensando en ese momento?, etc)

 

3º Una vez que nos sintamos más cómodas y que hayamos detectado la situación vamos a intentar ligar esta preocupación, esta conmoción a algo determinado (ya aprendiste que la angustia es un miedo no ligado, entonces al encontrar el motivo vamos a poder controlarlo o, por lo menos, conocerlo)

 

4º Cuando ya sabes cuál es el estresor, la preocupación o lo que nos genera esta ansiedad vamos a buscar las herramientas que tenemos dentro de nosotras para evitarlo o anularlo (salir de algún lugar, cortar una relación, etc). Si la solución no depende de nosotras entonces vamos a buscar ayuda (nuestra familia, amigos o un profesional que pueda apoyarnos).

 

5º Te sentirás más aliviada al tener los antecedentes antes revisados. Sin embargo (esta parte es la más importante) lleva a cabo, po n en acción el punto 4.

 

Suena difícil, pero cuando hayas hecho el ejercicio un par de veces encontrarás respuestas y sentirás que te conoces un poco más (eso siempre es positivo). Por último, no debemos olvidar que las hormonas cumplen un rol fundamental en esto, de dejarnos más vulnerables a la ansiedad, por lo tanto deberíamos prepararnos para esos momentos, es importante que conozcamos nuestros ciclos hormonales y aprendamos de nosotras mismas.

 

 

Varinia Signorelli
Alumni Psicología UNAB
Psicóloga infanto juvenil
Directora www.supermadre.net