Proyecto de académico UNAB utiliza Realidad Virtual para recrear la vida en un “Guetto Vertical”

Escrito por Lorena Mancilla

5 julio, 2017

A través de un espacio 3D, la instalación realizada por el académico de la carrera de Diseño de Juegos Digitales y ganadora del “Concurso de Arte y Tecnologías Digitales en homenaje a Matilde Pérez”, logra ubicar al visitante en un lugar incómodo, inhóspito donde la realidad del espacio reducido somete el cuerpo a sensaciones de claustrofobia y artificio.

Visualizacion01 (2)El debate en torno a las ciudades en las que vivimos, y en las que queremos vivir, está encendido desde que en mayo pasado se desatara gran polémica por los llamados “Ghettos Verticales”. Gigantescos proyectos habitacionales que no sólo abarcan la problemática del espacio y el cuerpo en el sistema de ventas de los proyectos habitaciones en Chile, sino que también proyecta posibles problemas sociales que podría enfrentar nuestro país en el futuro.

Realidad que es representada en el proyecto “Ilusión y Simulacro” del académico de la U. Andrés Bello Pedro Vargas, quien utiliza como herramienta la Realidad Virtual para recrear la vida en un “Guetto Vertical”. Una Instalación artística donde el espectador, a través de un casco de realidad virtual, podrá estar inmerso en un espacio 3D que simula una vivienda similar a las recreaciones de los departamentos pilotos de las inmobiliarias que construyen este tipo de viviendas.

Estructura de la instalación

“Ilusión y Simulacro” cuenta con una estructura similar al tamaño de una habitación que se sub-arrienda dentro de un departamento ubicado en uno de los llamados “Ghettos Verticales” de Estación Central, se encuentra un casco de realidad virtual al que el espectador puede acceder ingresando a la habitación. Estando dentro, podrá girar en 360° con el fin de ver el espacio, pero estará imposibilitado de moverse dentro de él; solamente podrá girar en el espacio virtual y, al saltar sobre su misma posición, podrá desplazarse dentro de la simulación.

Crítica social

La muestra, ganadora del “Concurso de Arte y Tecnologías Digitales en homenaje a Matilde Pérez”, postula una crítica social en la cual se presentan los mecanismos de dominación existentes hoy en día en los proyectos habitacionales, logrando así ubicar al visitante en un lugar incómodo, inhóspito, en donde la realidad del espacio reducido somete el cuerpo a sensaciones de claustrofobia y artificio.

“Este proyecto es un intento de visibilizar el sistema de mercado y de poder, tal como lo hace Santiago Sierra cuando en su obra recrea la explotación de los trabajadores, la injusticia de las relaciones laborales, el desigual reparto de la riqueza que produce el sistema capitalista y las discriminaciones por motivos raciales en un mundo surcado por flujos migratorios”, explica Vargas. Así, su propuesta es una invitación que permite al espectador reflexionar desde el formato de las nuevas tecnologías sobre problemáticas actuales.

Proyectos futuros

Actualmente Pedro Vargas se encuentra trabajando en su próxima obra, la cual será inaugurada en 2018. Un proyecto en desarrollo conformado por un sistema de 100 hologramas en donde el artista pretende continuar reflexionando sobre la contingencia actual, estableciendo una relación entre arte y tecnología.

Cabe destacar que el “Concurso de Arte y Tecnologías Digitales en Homenaje a Matilde Pérez” surge en 2009 como una manera de fortalecer el intercambio y cruce disciplinar desde la observación del avance de las tecnologías analógicas y digitales en el campo del arte contemporáneo.

55555555555