Integrar Experiencias Alegres y Tristes Sirven Para Sanar el Alma

Escrito por mjorda

30 septiembre, 2009

detPenas, dolores y miedos son situaciones que desafortunadamente debemos enfrentar en distintas etapas de nuestras vidas. El psicólogo Gonzalo Pérez y el tarotista Pedro Engel aseguran que el ser humano puede usar distintas herramientas que permitirán “una sana convivencia” con esa parte irracional de nuestro ser, el alma.

“El alma es un misterio que todo sentimos adentro, pero que es muy difícil definirlo porque es irracional. Las mejores definiciones son las que dan la música, la poesía”, explica el psicólogo humanista Gonzalo Pérez, quien junto a Pedro Engel, tarotista, astrólogo y consultor psíquico, presentaron el tema “La Sanación del Alma” el martes 29 de septiembre en el Campus Casona de Las Condes.

“Cuando haces algo por el otro, es por que lo estás haciendo no por tí mismo sino que por tu alma. No es un concepto individual que solo me pertenece, es también algo que comparto con los que me rodean, creo que todos tenemos una gotita de la gran alma”, explica Pedro Engel respecto a lo que él define como alma.

Gonzalo Pérez explica que la necesidad de sanar el alma es creciente, porque el grado de estrés al que estamos sometidos genera síntomas perjudiciales para la salud emocional. “El estrés, las depresiones, la crisis planetaria, el calentamiento global, todo tiene que ver con una pérdida de la conexión con el alma de la naturaleza”, dice.

Herramientas sanadoras

“La psicoterapia es una ayuda técnica para el proceso de sanación de las personas. Pero hay que tener claro que se trata de un proceso que dura toda la vida, porque el alma crece durante todo este período, y mientras las personas existan deberán enfrentar nuevos dolores y experiencias que aprenderán a integrar. En este sentido, toda psicoterapia es una sanación del alma que indica que está anhelando o sufriendo cambios, los que están aportando al proceso de curación”, detalla Pérez.

“La integración y ver las cosas tal cual son respecto a lo que nos ha pasado, lo que vivimos, lo que vemos, lo que somos, son fundamentales para sanar nuestra alma”, dice Pedro Engel y agrega, “la guerra, la muerte, el dolor, el amor, el abuso, la alegría, el abandono, integrar todo lo bueno y malo en el gran alma humanitaria –esa que nos pertenece a todos- es lo que debemos hacer”.

Gonzalo Pérez recomienda practicar a diario tareas que ayudan a sanar el alma: Estar en contacto con la naturaleza y nadar en la música, “zambullirse en la música con el cuerpo, la cabeza y el alma, para recuperar la magia y el entusiasmo por la vida, nos permiten como se dice vulgarmente “volvarnos” y ser libres”, sostiene.

Un país mejor desde el alma

Para Pedro Engel la forma de convertirnos en un país que tenga un alma sana es través del perdón, “debemos ser capaces de mirar nuestra historia, reflexionar acerca de lo que nos ha pasado dar gracias y perdonar y jamás repetir lo que nos hizo el otro”, asegura.

Mientras que el psicoterapeuta transpersonal opina que la forma de hacer un país mejor es preguntarnos como chilenos, ¿Cuál es el alma de Chile? ¿Cómo es?, porque tenemos sentimientos encontrados con nuestro país, y esta es una forma de reparar en la identidad de lo nuestro.

det1