En la UNAB se discutió acerca del Acuerdo de Vida en Común y el matrimonio gay

Escrito por mjorda

20 junio, 2011

La necesidad de legislar en materia de uniones de hecho y matrimonio entre personas del mismo sexo fueron los grandes temas de la cita de opinión, organizada por la Facultad de Comunicaciones y la Dirección de Prensa de la Universidad Andrés Bello. En el panel estuvieron el abogado UDI, Cristián Espejo; el senador socialista, Fulvio Rossi, y el presidente del Movilh, Rolando Jiménez.

La discusión sobre el llamado Acuerdo de Vida en Común (AVC) para parejas hetero y homosexuales, proyecto impulsado inicialmente por el entonces parlamentario Andrés Allamand, sigue causando polémica. La visión más conservadora plantea su preocupación por el concepto de familia tradicional, compuesta por una pareja heterosexual. Por la otra vereda corren quienes exigen igualdad de derechos y piden derogar el artículo 102 del Código Civil (1855) que indica que el matrimonio es entre un hombre y una mujer.

Con este telón de fondo se reunieron este lunes 20 de junio en la U. Andrés Bello el abogado UDI, Cristián Espejo para debatir con el senador socialista Fulvio Rossi y el presidente del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), Rolando Jiménez.

El encuentro, organizado por la Facultad de Comunicaciones en conjunto con la Dirección de Prensa y moderado por el periodista Juan Francisco Canales, docente del Magíster en Periodismo Político, arrancó con una reflexión del senador Rossi, quien indicó que por razones electorales ha existido temor por legislar sobre el tema, pero que ya es tiempo de entregar los derechos a las minorías sexuales. “La condición sexual no debe ser un obstáculo para gozar de los derechos que indica el código civil. Actualmente los cuerpos legales chocan con un Chile que es pluralista, inclusivo y tolerante”, aseguró.

Un homosexual y una lesbiana pueden contraer matrimonio, ya que el matrimonio es entre dos personas, recalcó Rossi. “Es un derecho humano fundamental de las personas. Lo que entendemos por familia es una construcción social que va evolucionando”, añadió.

Como contraparte Cristián Espejo, representante de la visión de la Unión Demócrata Independiente en el panel, señaló la importancia de debatir sobre el tema con visión de futuro, pensando en el legado que se les dejará a los niños. “Hoy existe una evolución con respecto a la discusión del tema, existe acuerdo sobre la relevancia de legislar, que se requiere un marco jurídico de protección y fijar posiciones con límites”, dijo Espejo. En ese sentido, indicó, el principal obstáculo es el tema de la adopción, de cobijar hijos bajo un mismo techo con padres del mismo sexo. Es decir, concluyó, “nosotros no queremos que esto avance y se transforme en un matrimonio encubierto y rechazamos este proyecto en la medida que los homosexuales puedan adoptar”.

Diversas formas de familia

En su intervención, Rolando Jiménez, presidente del Movilh, aseguró que sin importar el nombre que tenga el proyecto, el AVC no es un matrimonio encubierto. Se trata -explicó- de dos legislaciones distintas, por una parte las uniones civiles y el matrimonio, y las parejas deben elegir qué proyecto les sirve. “La principal crítica tiene que ver con que las uniones civiles debilitarían el matrimonio. Nosotros le damos plena validez a todas las formas de familia y no se puede hablar de un solo modelo”, dijo.

Agregó: “El país está preparado para discutir sobre el tema, son algunos sectores de la sociedad que aún conservan estereotipos y fantasmas al respecto. Ellos se preguntan ¿qué pasa con un niño criado por una pareja gay? Nada, no pasa nada, el 98% de los homosexuales hemos sido criados por parejas heterosexuales, es actualmente la clase política la que no tiene apertura sobre el tema”.